Francia e Inglaterra se la juegan en el plato fuerte del Grupo D

Francia afronta su debut en la Eurocopa ante Inglaterra con la esperanza de las buenas sensaciones que ha dejado en los últimos amistosos de preparación, sobre todo en el sector ofensivo, y las inquietudes procedentes de la defensa, donde ha mostrado graves lagunas.

Los hombres de Laurent Blanc han sumado tres triunfos antes de llegar a Ucrania, pero la debilidad de los rivales y el juego defensivo no hacen presuponer nada de cara a un rival de la talla de Inglaterra.

El duelo contra los ingleses es el test que necesitan los "bleus" para confirmar las ilusiones despertadas.

Dupla letal

Veintiún partidos sin derrota son su carta de identidad, reforzada por el buen comportamiento mostrado por la dupla formada por Frank Ribéry y Karim Benzema.

Ellos dos se han revelado como el verdadero alma del equipo, autores de tres de los cuatro tantos del último amistoso contra Estonia.

Acompañados de Sami Nasri han mostrado que son capaces de poner dinamita en el sector ofensivo, muy acorde con la idea de Blanc de crear un equipo ofensivo.

Ojo a la defensa

Pero si el sector ofensivo pasará una prueba de fuego ante Inglaterra, será la defensa la que estará mirada con lupa.

En particular la pareja de centrales formada por el milanista Philippe Mexès y por el valencianista Adil Rami, auténticos bastiones durante la fase de clasificación pero muy fallones en los tres últimos amistosos.

Las críticas se han cebado más con el jugador del Milan, que debía aportar su experiencia a la zaga y que ha estado lento y despistado.

En el primer amistoso de preparación, contra Islandia, la zaga encajó dos tantos, antes de que una reacción de la delantera permitiera la remontada; en el último, contra Estonia, concedieron ocasiones de gol ante una selección teóricamente muy inferior.

Ante Inglaterra, Blanc contará con su equipo tipo con excepción del centrocampista M'vila, que sigue su recuperación tras haberse lesionado.

Su sustituto será el lionés Alou Diarra, que estará respaldado por Cabaye y Malouda.

laga de lesiones aturde a Inglaterra

Por su parte, Inglaterra afronta su debut rodeada de dudas sobre el juego del equipo, lastrado por las lesiones y que ha generado muy pocas expectativas entre la afición.

El poco tiempo del que ha dispuesto el seleccionador Roy Hodgson, designado hace poco más de un mes, sumado a las lesiones de figuras importantes del equipo como Frank Lampard, Gareth Barry o Gary Cahill, llenan de incertidumbre el rendimiento del equipo inglés, que quiere mejorar la gris imagen ofrecida en la última Copa del Mundo.

"Pueden ser las tres semanas más apasionantes o las más tormentosas de toda mi carrera", reconoció el técnico inglés, que confía en dar la sorpresa en este torneo.

De momento, Hodgson mantiene a su equipo imbatido desde que tomó el mando el 1 de mayo, cosechando sendas victorias por 1-0 en dos amistosos contra Noruega y Bélgica en los que el conjunto mostró un buen rigor defensivo pero en los que también evidenció sus carencias en el juego ofensivo.

Estrategia a falta de Rooney

Sin construcción en el centro del campo ni imaginación cerca del área rival, los contraataques y las jugadas de estrategia parecen el principal arma de los ingleses para dañar la defensa "bleu".

Para hacerlo tampoco contarán con el jugador más determinante del equipo, el delantero del Manchester United Wayne Rooney, que vio una tarjeta roja en el último partido de la fase de clasificación ante Montenegro que le hará perderse los dos primeros encuentros.

El resto de futbolistas estarán a disposición de Hodgson, cuya principal duda para el once inicial reside en quién sustituirá a Rooney en punta: su compañero en el United Danny Welbeck o el discutido ariete del Liverpool Andy Carroll.

Rodeada de dudas y polémicas, como la no convocatoria de Rio Ferdinand después de que John Terry profiriera supuestos insultos racistas a su hermano Anton, la selección inglesa afronta el partido ante Francia como la oportunidad de despejar la incertidumbre sobre su rendimiento y de animar a una afición escéptica.

Alineaciones probables:

Francia: Lloris; Debuchy, Rami, Mexès, Evra; Cabaye, Diarra, Malouda; Nasri, Benzema, Ribéry.

Inglaterra: Hart; Johnson, Terry, Lescott, Cole; Milner, Gerrard, Parker, Oxlade-Chamberlain; Young y Welbeck o Carroll.

Árbitro: Nicola Rizzoli (ITA).

Estadio: Donbas Arena de Donetsk.