Clasificación Mundial 2014: Francia guillotina la gran racha de España

Un gol inesperado de Giroud impide a España sumar su 25ª victoria consecutiva en partidos de clasificación para una Eurocopa o un Mundial. Sergio Ramos adelantó a La Roja en la primera parte, donde Cesc también falló un penalti y ya al final del partido, un fallo de Juanfran propició el tanto del empate de los galos.

España ha empatado con Francia en un partido extraño en el que comenzó avasallando a Francia y terminó recogiendo el balón de la red en el tiempo de descuento sin tiempo para reaccionar. Las lesiones de Silva y Arbeloa y una extraña flojera de piernas en el segundo periodo permitieron a los franceses empatar un partido que tenían más que perdido antes del descanso. Tocará demostrar en París la próxima primavera que España es la campeona del mundo.

Del Bosque alineó el mismo equipo que ante Bielorrusia con la única novedad de Iniesta en lugar de Cazorla. El técnico no tuvo ‘piedad’ con Torres, que volvió a su estadio cinco años después, y decidió jugar sin un nueve a la vieja usanza y con Fábregas de delantero mentiroso.

El partido comenzó como se esperaba. España mimando la pelota, con los jugones muy juntitos y Jordi Alba dando amplitud al campo por el flanco izquierdo. Francia, como ya anunció su entrenador en la víspera, arrancó el choque muy cerradito atrás, con las líneas muy juntas, y esperando una contra. La peor noticia fue la lesión de Silva, que se rompió al poco de comenzar el partido y fue sustituido por Cazorla. Del Bosque cambió de pieza, pero no de filosofía; Torres siguió en el banquillo del Manzanares.

España lo hacía todo bien; o casi. Tocaba al primer toque para buscar espacios ante la pasividad de los franceses, pero escoraba siempre el juego a la izquierda, a la orilla del río, donde a veces se estorbaban Iniesta, Cazorla y Alba, dejando a Arbeloa solo en el flanco derecho.

Ramos, a la segunda

Y así hasta que llegó el gol que abrió la lata. Sergio Ramos cabeceó un córner al palo, se quedó lamentándose y allí mismo el destino le dio una segunda oportunidad para enviar un rechace a la red. El sevillano marcó su último gol con la Selección ante Francia el 3 de marzo de 2010. Francia asustó tras el gol en dos ocasiones; en una Casillas sacó una mano genial a Benzema y en la segunda el árbitro le anuló un gol por un fuera de juego dudoso.

España pudo sentenciar antes de finalizar la primera mitad. El colegiado pitó un claro penalti por derribo a Pedro, pero Fábregas desaprovechó la ocasión errando una pena máxima que le había pedido Xabi Alonso. La segunda mitad comenzó con otra lesión, la de Arbeloa. Mourinho debe pensar ya en meigas o en que alguien que le quiere mal le ha echado un mal de ojo. En tres partidos internacionales se ha quedado sin Coentrao, Marcelo y Arbeloa. Ramos jugó con problemas físicos y Benzema se retiró lesionado. ¡Para chillar!

España perdió ritmo tras la reanudación y Ribery con un trallazo que despejó Iker a córner. El meta madrileño sacó otra mano sensacional poco después para evitar el gol de Benzema. Entonces comenzó a escucharse el murmullo de Torres en la grada del Manzanares y Del Bosque le puso a calentar. Mientras, Francia seguía llegando y perdonando y Torres se desesperaba en la banda. El partido estaba para él, pero Del Bosque no se decidía a pesar de que la grada no paraba de recordárselo.

Y al final, el seleccionador hizo caso al pueblo y Torres volvió a su casa. El de Fuenlabrada salió con ganas y lo intentó, pero el centro del campo español no estaba ya demasiado inspirado y las pases en profundidad no llegaban. Y así, en el descuento, llegó el gol de Francia que dejó helado al Calderón. Un centro de Ribery desde la izquierda fue rematado a la red por Giroud. España no tuvo tiempo ni de sacar de centro. Habrá que buscar la machada la próxima primavera en París.