Gimnasia - Jesús Carballo, acusado de abusar de gimnastas menores

La denuncia de una exgimnasta por abusos sexuales continuados contra Jesús Carballo, de 69 años y seleccionador nacional de gimnasia femenina durante más de 30 años, ha conmocionado al deporte español. El diario El País publica la película de los acontecimientos.

La policía, según El País, considera “totalmente veraces” los hechos, que se remontan a los años setenta y ochenta y que se cometieron presuntamente cuando la denunciante era menor de edad.

Jesús Carballo ha negado todas las acusaciones a través de sus abogados. El caso ha sido sobreseído provisionalmente por un juzgado madrileño, decisión que han recurrido tanto la deportista como el Consejo Superior de Deportes (CSD) ante la Audiencia Provincial de Madrid.

En su declaración ante la policía, la mujer detalló los abusos y agresiones sexuales a los que supuestamente fue sometida desde los 12 hasta los 15 años por el exseleccionador, que incluyeron penetraciones y se produjeron “en los entrenamientos, hoteles de concentración del equipo, así como en el propio vehículo del denunciado”, como recoge el informe policial. Carballo, que se había hecho cargo de la selección femenina tras dirigir un tiempo la masculina, tenía entonces 33 años.

“Él me decía que era mi padre y lo cierto es que yo pasaba más horas con él que con mi familia. Tenía sentimientos encontrados: le admiraba, le quería, pero a la vez tenía terror y me sentía obligada a soportar cosas”, recuerda ahora esta mujer, una de las mejores gimnastas españolas a finales de los años setenta. “Me volvía loca intentando averiguar qué había hecho mal porque unas veces me trataba bien, otras mal y otras me ignoraba sin motivo aparente”.

El informe añade 14 testimonios

Otra gimnasta del equipo, que compartía habitación con ella, fue testigo de los abusos en uno de esos hoteles. Ante la policía ha apoyado el relato de su compañera. “Nos concentraron en un hotel antes de los Juegos de Moscú. Casi todas las noches Fillo [como se conoce a Carballo en el mundo de la gimnasia] venía a la habitación. Esa noche, como muchas otras, a mí me dio un masaje para soltarme la espalda. Luego le oí en la cama de al lado. Yo estaba paralizada por dentro. Cerré los ojos y me hice la dormida. Era tan duro que nunca nos atrevimos a hablar de ello entre nosotras. Fue muy traumático”, aseguró la exgimnasta a El País.

Delito prescrito

Los agentes, que forman parte de una brigada especializada en delitos sexuales, han entrevistado a decenas de personas, entre ellas varias componentes del equipo nacional, actual y de otras épocas. “Muchos (…) no han querido prestar declaración o no han querido involucrarse por temor a represalias en el ámbito laboral al señalar a Jesús Carballo como la persona que monopoliza el mundo de la gimnasia artística”, asegura el informe. El exseleccionador no ha sido citado porque no ha sido imputado.

Los abusos sexuales a menores prescriben en España cuando han transcurrido 20 años desde que la víctima alcanza la mayoría de edad. La policía no ha encontrado “indicios suficientes” de que el entrenador haya abusado de otras gimnastas en épocas posteriores, aunque no lo descarta. Si aparecieran nuevas denuncias o indicios de casos posteriores podría reabrirse la investigación.

El juzgado de instrucción número 11 de Madrid sobreseyó el caso porque el delito está prescrito y no hay pruebas de otros casos. Ahora debe pronunciarse la Audiencia Provincial de Madrid sobre los recursos presentados por la denunciante y el CSD. El CSD declinó hacer comentarios sobre el asunto, aunque fuentes del organismo subrayaron que su actuación en todo el proceso “ha estado presidida por la prudencia y la firmeza que la situación y los acontecimientos requerían”.

A raíz de la denuncia, el CSD decidió apartar a Jesús Carballo de su puesto en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid a finales de enero y le prohibió el acceso a las instalaciones. Los abogados de Carballo pidieron que se revocaran las medidas, a lo que el CSD se negó.