Giro d'Italia - Beñat Intxausti regala la primera victoria española

Victoria para Beñat Intxausti en la 16ª etapa del Giro y segundo triunfo consecutivo para el Movistar en la ronda italiana tras el gran día de Giovanni Visconti en el Galibier. La general tan sólo sufre un gran cambio, ya que el italiano Mauro Santambrogio (Vini Fantini) cedió dos minutos en la meta y se aleja definitivamente de sus opciones de podio.

Intxausti, quien fue 'maglia' rosa en la séptima etapa de manera efímera, pues sólo le duro un día, fue el más rápido del cuarteto que logró despegarse del grupo principal en el último kilómetro, y en la recta de meta demarró en el momento preciso para imponerse por delante del estonio Tanel Kangert (Astana) y del polaco Przemyslaw Niemiec (Lampre) con un tiempo total de 5h.52.48.

El grupo de favoritos entró a 14 segundos con la 'maglia' rosa de Nibali a buen recaudo, en una jornada que tuvo movimiento desde el puerto de Andrate, un tercera exigente donde se movió la carrera y, con ella, los principales nombres.

Un día más el líder italiano estuvo atento y controló cualquier escaramuza peligrosa. Mantuvo la jefatura de las general con 1:26 minutos sobre el australiano Cadel Evans (BMC) y 2.46 respecto al colombiano Rigoberto Urán (SKY). Intxausti es noveno a 5:47.

El Movistar continuó su racha victoriosa. A las etapas conseguidas por Alex Dowsett en la contrarreloj y Giovanni Visconti en el Galibier, se suma la de Intxausti en una jornada de transición hacia la alta montaña que definirá el podio final. Un premio para el corredor vizcaíno y para su equipo, que movió sus fichas durante todo el recorrido.

Se formó una numerosa escapada de 22 hombres en el kilómetro 43 en la que estaba José Herrada, corredor que rompió el grupo de vanguardia en el ascenso al Andrate. El pelotón de favoritos anuló la fuga a un paso de la cima, por donde ya pasó con unos metros el colombiano Carlos Betancur (Ag2r).

En la bajada de 10 kilómetros asomó en cabeza el español Samuel Sánchez (Euskaltel), empeñado en anotarse una victoria que justifique su presencia en la carrera rosa, pero su descenso solo sirvió para juntar al grupo principal, aunque a algunos les costó trabajó jugarse el tipo a alta velocidad.

Finalmente, en los últimos 8 kilómetros de llano se sucedieron los intentos de despegue. De nuevo Samuel saltó a 5,7 de meta y luego a 1,8, pero no era el día del asturiano. Quedaron delante con unos metros, Kangert, Niemiec, Gesink e Intxausti. El holandés se eliminó por una avería.

Niemiec atacó primero y Kangert se le pegó a rueda, pero la salida de Intxausti fue fulminante y el español aguantó hasta la línea para cantar victoria. Futbolista en sus inicios, logró estrenarse en una grande. Tercer triunfo desde su debut profesional en 2007.