London 2012 - El gol de Kiko que cambió la historia del fútbol español

El gaditano decidió una de las finales olímpicas más emocionantes de la historia con un tanto en el minuto 90. Un rechace cayó a sus pies en el área y no perdonó situando el definitivo 3-2 en el marcador. De esa épica manera, una generación irrepetible se colgó el oro en Barcelona 92'.

Los Juegos Olímpicos de Barcelona 92' supusieron un antes y un después para el deporte español. Hasta ese momento, el fútbol había dado pocas alegrías a los españoles, casi todas en blanco y negro. La conquista de la Eurocopa del 64 y el gol de Zarra quedaban muy lejos en el tiempo y se esperaba con ansía un nuevo éxito del deporte rey.

Uno de los momentos más memorables, que quedaron grabados a fuego en la retina de los españoles durante esos días de vino y rosas, fue el gol de Kiko, que dio el oro a España en la final ante Polonia. Corría el minuto 90 y todo el mundo esperaba la llegada de la prórroga cuando Kiko recogió un rechace dentro del área y perforó la portería polaca. Y llegó el delirio, con los jugadores abrazados celebrando la victoria y un Camp Nou rendido ante el majestuoso espectáculo que habían presenciado con un 3-2 campeando en el marcador.

La selección olímpica de fútbol se presentaba en Barcelona con jugadores de la talla de Kiko (conocido entonces como Nárvaez), Ferrer, Guardiola, Amavisca o Alfonso en sus filas. Una generación de ensueño que firmó un campeonato de ensueño derrotando consecutivamente a Colombia, Egipto, Qatar, Italia, Ghana y Polonia encajando solo dos goles, los recibidos en la final.

Con el paso de los años, muchos de estos jugadores llegaron a la absoluta y, aunque no tuvieron la suerte de levantar Eurocopas y Mundiales, si prestaron un buen servicio a 'La Roja'. Los elegidos en la final por el seleccionador, Vicente Miera, fueron Toni, Ferrer, Lasa, Solozábal, López, Luis Enrique, Guardiola, Abelardo, Berges, Kiko y Alfonso.