GP de EEUU - Así prepara Alonso el asalto a Vettel en su propia casa

El piloto español usa un caro simulador para aprenderse metro por metro el trazado del circuito de Austin, inédito en el Mundial de Fórmula 1.

Con el título de campeón de F1 en juego, no hay tiempo para descansar ni en casa. Eso lo sabe muy bien Fernando Alonso, quien pone a prueba en un simulador su capacidad para enfrentarse a la próxima carrera dentro del calendario del 'gran circo'.

El circuito de Austin, inédito en el Mundial de Fórmula 1, podría dar un empujón más al asturiano en la lucha por el título o dejarle definitivamente sin posibilidades, por lo que toda preparación es poca. El propio piloto español de Ferrari anuncia en Twitter sus planes de trabajo, con simulador y gimnasio casi en iguales dosis.

En total, Alonso puede dar entre 60 y 80 vueltas en la fase de preparación para una carrera, pero en el caso de Austin la cifra asciende hasta casi las 300, lo que suponen horas y horas en una potente máquina de 200 toneladas de peso y un coste de casi 280.000 euros que el piloto asturiano mandó instalar en su propia casa en Oviedo. Esta especie de videoconsola gigante, que usan habitualmente en Ferraris con sus futuras promesas a bordo de un F1, recrea casi a la perfección las condiciones que el piloto puede encontrarse en el nuevo circuito de Austin.

Por si eso fuera poco, además del trabajo de Alonso en su propia casa, Ferrari prepara en un simulador similar en Maranello, según La Gazzetta dello Sport, unos análisis en paralelo que le permitan encontrar los puntos donde recortar décimas en el nuevo circuito de Austin. Con este método de trabajo, en la escudería italiana esperan mejorar los resultados con el alerón trasero, que en Abu Dhabi no tuvo el rendimiento esperado, para que así el piloto español puede quedar lo más cerca posible de Vettel, con quien el asturiano peleará por el título hasta el último segundo.

Con horas y horas de trabajo dedicadas al F2012, cualquier modificación podría ser introducida a última hora con un objetivo: que Alonso sea el nuevo campeón del 'gran circo' de la F1.