Gran Premio de Malasia: La lluvia impide la fiesta de Marc Márquez

El título del español parecía decidido a mitad de carrera, pero Marc se fue al suelo y Pol hizo lo suficiente para evitarlo por dos puntos. La carrera acabó por bandera roja con victoria de Alex De Angelis, que se impuso a Anthony West y Gino Rea.

En una pista solo apta para valientes Marc Márquez salió con la calculadora puesta. Pol Espargaró no tenía 'feeling' bajo el agua y los números cuadraban para el de Cervera, pero se fue al suelo cuando rodaba séptimo y parecía todo controlado. Sin Marc, a 'Polyccio' le bastaba con finalizar 12º para seguir vivo en la lucha por el título, y pasó por meta undécimo en la última vuelta válida antes de la bandera roja. Tras la histórica remontada de Marc en Motegi todo parecía preparado para llevarse el título, pero tendrá que esperar.

Una carrera pasada por agua en los últimos compases del campeonato suele significar una cosa: Dos carreras en una. Y así fue. Por delante, un puñado de intrépidos se lanzaban a una gloria efímera pero inolvidable. Julián Simón fue uno de ellos, pero no pudo seguir el ritmo del cuarteto de cabeza: Alex De Angelis, el más consistente de todos; Anthony West, el gran especialista en agua del Mundial; Gino Rea, candidato número uno a sucesor del anterior; y un invitado especial: el 'wild card' local Hafizh Syahrin, que llegó a liderar la prueba para éxtasis de la hinchada de Sepang.

Por detrás, Marc Márquez rodaba en una cómoda séptima posición junto a Andrea Iannone, mientras que Pol Espargaró batallaba con su moto en la duodécima plaza. Pero en la vuelta trece todo dio un vuelco. La Suter de Marc hizo un extraño y se fue de delante sin avisar al piloto, que no pudo reemprender la marcha pese a sus esfuerzos. Sin el líder en carrera, Pol necesitaba mantener la posición, y las caídas de Mike Di Meglio y Thomas Luthi le dieron el aire que necesitaba.

La lluvia se intensificó y la bandera roja parecía cuestión de tiempo, por lo que -con Syahrin ya descolgado- West, Rea y De Angelis libraban una lucha sin cuartel a cada vuelta en la última curva, conscientes de que pasar por meta en primer lugar podría suponer la victoria en caso de suspensión. La bandera roja llegó cuando Rea lideraba la prueba, pero era De Angelis el que había pasado en cabeza en último lugar, logrando la cuarta victoria de su vida, tercera en Moto2 y primera del año.

Tras Syahrin entraron Julián Simón, Andrea Iannone (que se fue al suelo pero había pasado en sexta posición la última vuelta válida), Mika Kallio, Bradley Smith y Dominique Aegerter. Tito Rabat fue décimo justo por delante de su compañero Pol, mientras que Toni Elías (13º), Axel Pons (14º) y Ricky Cardús (15º) concluyeron en los puntos. Elena Rosell finalizó en vigésima posición, y además de Márquez, tampoco Nico Terol ni Jordi Torres lograron culminar la prueba al irse al suelo.

En la general, Márquez mantiene una cómoda ventaja de 48 puntos sobre Pol Espargaró, que en Australia necesitará ganar y que Márquez no acabe entre los trece primeros si quiere llegar con opciones a la cita final de Valencia. Parece casi imposible que a Marc se le escape el título, pero Pol prometió dar guerra mientras las matemáticas se lo permitieran. Y, de momento, se lo permiten.