Gran Premio de Malasia - Cortese se lleva el título a lo grande

El alemán Sandro Cortese no se conformó y conquistó desde lo más alto del podio el primer título de la historia de Moto3. El local Zulfahmi Khairuddin logró el primer podio de su vida, mientras que Jonas Folger cerró el cajón. Luis Salom tuvo muchos problemas y solo pudo ser cuarto.

Bajo el cielo gris de Malasia, 'Sandríssimo' hizo buenos los pronósticos y se proclamó campeón del mundo de Moto3, la categoría debutante en este 2012. Solo una semana antes había pagado los excesos de nervios y fogosidad, pero su regularidad a lo largo de la temporada ha sido impresionante, y parecía claro que el título es cuestión de tiempo. Le bastaba con ser tercero, y a mitad de carrera ya se veía que solo una caída evitaría el feliz desenlace, pero los campeones lo son porque les gusta ganar. Y coronó un año excelso con una victoria contundente.

Junto a Sandro, la carrera contó con otros dos nombres propios, precisamente los de los pilotos que le acabarían secundando en el podio. El malayo Zulfahmi Khairuddin, más motivado que nunca al correr en casa, no quiso conformarse con haber hecho la primera 'pole' de su vida -logrando así que las gradas de Sepang presentaran un aspecto envidiable-, sino que luchó por la victoria hasta el último metro. Por momentos parecía que Cortese, su compañero de equipo, le dejaría ganar pensando en un premio mayor, pero no fue así. Zulfahmi luchó hasta el último metro pese a verse superado en la última curva, y al final solo 28 milésimas le separaron de la gloria absoluta.

Aun así, firmó el primer podio de su vida deportiva y el primer podio de la historia para un piloto malayo en el Mundial. Un podio que cerró el piloto que rompió la carrera con un gran ritmo en las primeras vueltas, y el que probablemente sea el hombre más en forma del 'paddock', el alemán Jonas Folger. Desde su llegada al Mapfre Aspar Team en la carrera de Indianápolis ha sumado cuatro podios en seis carreras (y en la última Salom se cayó y le tiró cuando iba primero). A la lucha por este campeonato ha llegado tarde tras pasar nueve carreras con una de las motos más modestas de la categoría, pero ha presentado su candidatura al título en 2013.

Faltó un ingrediente

La carrera tuvo de todo menos un español en la lucha. Puede parecer irrelevante en términos generales, pero hacía 65 carreras que no había uno en el podio en la categoría pequeña. La última vez también fue en Sepang en el año 2008, cuando el húngaro Gabor Talmacsi se impuso a Bradley Smith y Simone Corsi. Cuatro años después, Salom ha sido el mejor español al finalizar cuarto después de perder contacto con el grupo cabecero pasado el ecuador de la prueba.

Al final tuvo que ganar su propia batalla al portugués Miguel Oliveira y al británico Danny Kent, mientras que Alex Rins acabó séptimo, suficiente para adelantar a Romano Fenati en la cuarta posición de la general y en la lucha por ser el 'rookie' del año. Efrén Vázquez, Niklas Ajo y Adrián Martín -con su mejor resultado del año- cerraron el 'top ten', mientras que Álex Márquez también se coló en zona de puntos al ser décimocuarto. El resto de españoles lograron acabar la carrera: Alberto Moncayo fue 18º justo por delante de Isaac Viñales, con Josep Rodríguez en 25ª posición.

En la lucha por el subcampeonato, Luis Salom ha vuelto a adelantar a Maverick Viñales, que no disputó el Gran Premio tras anunciar en los primeros entrenamientos libres su desvinculación inmediata con el equipo Avintia Blusens. Destaca también la constante ascensión de Folger, que tras sumar solo cinco puntos en las primeras nueve carreras, ya es noveno de la general.