Guardiola no cierra la puerta a la selección española

Pep Guardiola dio una conferencia ante 10.000 personas en México y no cerró las puertas a entrenar algún día a España: "Nunca se sabe, en Nueva York estoy bien. No sé cuando voy a regresar, dije que este año no entrenaría. Si tengo ganas de entrenar lo haré, pero en esto momento no las tengo".

Pep Guardiola, quien jugó en fútbol mexicano con el Dorados de Culiacán en el Clausura 2006, ofreció una conferencia ante 10.000 becarios de la fundación en el Auditorio Nacional de la capital mexicana titulado "México Siglo XXI: capturando el futuro". El exjugador del FC Barcelona dijo que disfrutó el tiempo que vivió en el banquillo del equipo azulgrana. "Nunca llegué al Barcelona pensado en que estaría toda la vida ahí, estuve en una etapa lo pase bien y listo", afirmó.

"Se acabó el tiempo que cuando perdía estaba triste y cuando ganaba está contento, eso lo perdí, se me acabó y por eso deje de entrenar", explicó. El entrenador dialogó por espacio de una hora con los universitarios mexicanos, tiempo en el que contó anécdotas y compartió algunos secretos de su paso triunfal por el Barcelona, a los jóvenes les pidió "descubrir qué es lo que les gusta, ese es su reto". También habló sobre el secreto del Barcelona, con el que ganó 13 títulos de 18 disputados y recordó que el deporte le ayudó a entender la vida.

Amor por el fútbol, la clave

"A todos les gustaba jugar al fútbol, ese el secreto del Barcelona y cuando uno hace algo que le gusta lo demás sale solo. Ellos llegaban al entrenamiento sin ninguna orden y se ponían a practicar", contó. Acerca del estilo del Barcelona, Guardiola dijo que se trataba de hacer pasar un buen rato a la gente en el estadio y en su casa. "Eso lo trasmitimos y lo conseguimos, fue bueno hacer feliz a la gente, el público se divertía viendo jugar al fútbol y yo simplemente seguí una tradición en el Barcelona que inició Johan Cruyff además contar con un gran grupo de jugadores", apuntó.

Del argentino Lionel Messi dijo: "todo lo que pueda decir de Messi será insuficiente, más allá de lo talentoso que pueda ser y de competitivo, es un ejemplo de cómo superarse día a día. Le gusta jugar, pero más le gusta ganar". Sobre si es catalán o español comentó que en el mundo ya no hay fronteras y comentó que le gustaría ir a Francia a aprender francés "amo mucho a Cataluña, amo muchos a mis padres, me dieron su lengua y somos un país pequeño".

Guardiola cerró una jornada en la que también participaron el ex primer ministro británico Tony Blair y el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula Da Silva.