Guatemala celebra la primera medalla de su historia

El atleta Erick Barrondo, un marchador de 21 años, ha dado a Guatemala la primera medalla olímpica de toda su historia al acabar segundo en la prueba de 20 kilómetros. Tras conseguir la presea, reconoció que espera que su éxito ayude a superar la violencia en su país.

Barrondo, que cruzó la meta once segundos después, había atacado en el penúltimo kilómetro para dejar atrás al defensor del título, el ruso Valery Borchin, y a Zhen Wang, con los que formaba el trío perseguidor de Ding Chen.

Décimo el año pasado en el Mundial de Daegu, Barrondo, hijo de mediofondistas (Bernardo y Leticia) asomó la cabeza entre la elite mundial al proclamarse después campeón panamericano. Desde entonces ha mejorado su récord personal de 20 kilómetros en más de dos minutos y medio para dejarlo en 1h18:25, casi la misma marca que hoy le ha permitido marcar un hito histórico del deporte guatemalteco.

Barrondo se inició en el atletismo en la misma especialidad de sus padres, el mediofondo, pero una lesión indujo a su primer entrenador, Jorge Coy, a recomendarle la práctica de la caminata como tratamiento de recuperación.

Petición a su pueblo

Si sus éxitos deportivos le habían valido ya el reconocimiento de su pueblo, pero esta medalla de plata le convierten en leyenda viva del deporte guatemalteco, con sólo 21 años. Tanto es así, que el atleta recibió la felicitación del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, quien informó Barrondo que los guatemaltecos salieron a las calles para celebrar su victoria.

Ahora que Barrondo es una estrella en su país, ha utilizado su popularidad para promover el fin de la violencia. "Es bien sabido que Guatemala tiene problemas con las pistolas y cuchillos", dijo Barrondo. "Espero que esta medalla inspire a los niños para acabar con las pistolas y los cuchillos y en su lugar tomen unas zapatalillas. Si lo hacen, yo seré el hombre más feliz del mundo".