Juegos Olímpicos - Los hombres bala no defraudan en sus debuts en Londres

Usain Bolt, Asafa Powell, Tyson Gay y Yohan Blake avanzaron en sus respectivas series en los 100 metros lisos de los Juegos Olímpicos. Por su parte, LaShawn Merritt no podrá defender su título de 400 metros al lesionarse en la primera ronda cuando participaba en la sexta serie.

Usain Bolt, el ser humano más rápido del planeta (9.58), comenzó sin apabullar la defensa de su título olímpico de 100 metros, con una breve exhibición de 10.09 segundos ante 80.000 espectadores que abarrotaban, por segundo día consecutivo, el graderío del estadio de Stratford.

Los hombres-bala, capaces de correr los 100 metros en menos de diez segundos, comparecieron a mediodía para disputar la primera ronda. Entre ellos, además de Bolt, estaban los otros tres más rápidos de todos los tiempos: el estadounidense Tyson Gay y los jamaicanos Asafa Powell y Johan Blake, el actual campeón del mundo.

Gay, recuperado de su operación de costilla, fue el primero en actuar. Con viento contrario de 1,4 metros, ganó fácilmente la primera serie en 10.08 segundos.

A continuación, su compañero de equipo, el renacido Justin Gatlin, impresionó en la segunda, no ya por su registro (9.97), sino por su vistosa capacidad de propulsión.

En la tercera, Ryan Bailey, tercer estadounidense sobre el papel, requirió su porción de protagonismo con la mejor marca de su vida (9.88), aprovechando una ráfaga de viento favorable de 1,5 metros.

Sin sorpresas

Y llegó el turno de Usain Bolt, en la cuarta serie. Vestido de amarillo refulgente, procedió a su acostumbrado ritual de gestos, frotándose la cabeza antes de afirmarse en los tacos de salida y paseó su gigantesca figura por la calle siete hasta acabar primero con 10.09.

El siguiente fue su compatriota Asafa Powell, que compartió serie con el ídolo local, Adam Gemili, de 18 años. El jamaicano, antecesor de Bolt como plusmarquista mundial, partió algo lento (166 milésimas) pero venció en 10.04, seguido de Gemili (10.11).

Y por último, Yohan Blake, la nueva sensación de la velocidad mundial, el hombre que ha hecho morder el polvo a Bolt dos veces este año, en 100 y en 200. Notablemente más musculado que el pasado año, clavó un crono de 10.00 con viento favorable de 1,3.

Ninguno había querido descubrir sus cartas ni desperdiciar un solo átomo de energía en una prueba que registra el nivel más alto de la historia.

Adiós a la defensa de su título

Fuera de la primera presencia de los grandes velocistas, la segunda jornada del atletismo tuvo noticias fatales para dos campeones olímpicos.

El estadounidense LaShawn Merritt no podrá defender su título de 400 metros al lesionarse en la primera ronda cuando participaba en la sexta serie.

Merritt sufrió una lesión de isquiotibiales la semana pasada en la reunión de Montecarlo, pero su entrenador, Andrew Valmon, había dicho que se estaba entrenando con normalidad. Cuando sólo había recorrido 250 metros, arrojó la toalla. Abandonó la pista con gestos de dolor.