Irlanda, invitada sorpresa a Hickstead

La séptima etapa del circuito Super Ligue de salto de obstáculos tenía lugar este viernes 20 de julio en el sur de Inglaterra, en Hickstead.

Si Francia, Irlanda y Alemania estaban en cabeza al terminar el primer asalto, el duelo Francia-Irlanda se convertía en clave en la segunda vuelta. Con un equipo algo joven para este nivel, los irlandeses han hecho prueba de una soltura estupenda a lo largo de toda la prueba.

La última en lanzarse con el excelente Topinambour, la olímpica Pénélope Leprévost no tenía otra elección que la de realizar el recorrido sin falta para permitir a Francia el desempate contra Irlanda. Pero una falta al principio del recorrido ofreció la victoria al equipo de Robert Splaine, compuesto por Shane Breen/Cos I Can, Richie Moloney/Ahorn, Van de Zuuthoeve, Darragh Kerins/Lisona y Clem McMahon/Pacino.

Una hermosa recompensa para los Verdes, quienes tuvieron algo de mala suerte desde el principio de la temporada y no estarán en la fiesta olímpica por equipos. Con la moral por las nubes, el equipo francés se sube pues en el segundo escalón del podio, especialmente gracias al soberbio sin-falta de Eugénie Angot y Old Chap Tame, delante del equipo alemán, compuesto del crack Ludger Beerbaum/Chiara, de sus alumnos Marco Kutscher/Cornet Obolensky y Philipp Weishaupt/Catoki, acompañados del menos experimentado Holger Wulschner/Cefalo.

Alemania conserva la cabeza de la clasificación provisional del circuito, los franceses remontan un puesto y son segundos. Los británicos pasan de la 6ª a la 3ª plaza. La próxima y última etapa será el 17 de agosto en Dublín.