Italia podría quedarse sin fútbol varios años

El primer ministro italiano Mario Monti ha planteado la posibilidad de suspender la actividad futbolística en Italia por dos o tres años a causa del escándalo motivado por el arreglo de partidos.

En un mensaje lleno de firmeza con destino a las autoridades deportivas Monti ha sido tajante: "Habría que suspender el fútbol por dos o tres años. No es una propuesta del gobierno, sino una pregunta que plantea alguien que era un apasionado del fútbol cuando el fútbol era todavía fútbol".

Junto al primer ministro de Polonia, como sede de la Eurocopa, Monti ha insistido en que ahora mismo "no es una propuesta. Es algo que siento adentro. Que beneficiaría la madurez de nosotros los italianos si se suspendiese completamente el este deporte por dos o tres años".

Ni un euro a los clubes

El máximo dirigente italiano ha descartado también que el gobierno vaya a aportar dinero para rescatar a los clubes con problemas económicos.

Más de 50 personas han sido detenidas en el último año en relación con la investigación del supuesto arreglo de partidos, incluidas 14 el lunes. Muchas más están siendo investigadas, entre ellas el técnico del campeón italiano Juventus, Antonio Conte, el defensa Domenico Criscito, expulsado de la Eurocopa y el capitán de la Lazio Stefano Mauri, uno de los 14 detenidos este lunes en la operación.