London 2012 - Los Juegos abren la puerta a los caballos clonados

La Federación Ecuestre Internacional ha logrado echar abajo la prohibición que impedía participar en citas olímpicas a caballos clonados. La FEI y el Comité Olímpico Internacional (COI) han aceptado finalmente incorporar a piezas clonadas en las distintas disciplinas de equitación.

El futuro ya está aquí. Las presiones del libre mercado y el constante aumento de los niveles de competición han conseguido derribar una de las últimas fronteras en el mundo del deporte. La Federación Ecuestre Internacional (FEI), con la aprobación del COI, ha rectificado una prohibición anterior según la cual únicamente equinos nacidos y criados de manera natural tenían acceso a la competición.

Según el acuerdo alcanzado en la reunión anual mantenida en la ciudad suiza de Lausanne “los caballos clonados o su progenie” podrán tomar parte y competir en todos los torneos avalados por la Federación Ecuestre Internacional.

De esta manera el máximo organismo internacional pone en igualdad de condiciones a los caballos obtenidos por este medio y los que tradicionalmente son el resultado de la cruza de razas y especímenes muy señalados. Y al mismo tiempo relaja los posibles riesgos derivados de competir con una herencia cada vez más reducida.

Según se apunta desde diversas fuente el mundo de la equitación sospecha que tras la sorprendente medida se encuentran los beneficios de dos poderosas compañías: la norteamericana ViaGen, que opera desde Texas, y la francesa Cryozootech, las cuales han conseguido clonar con éxito caballos de alta competición que hasta ahora se conservaban únicamente con fines de crianza.

En adelante podrán competir incluso en los Juegos Olímpicos.