En los Juegos, hasta el 110º puede hacer historia

Maxi Richeze finalizó la prueba de ciclismo en ruta de los Juegos Olímpicos en la 110ª posición y fuera del tiempo límite marcado por la UCI, pero se va de Londres con buen sabor de boca por el simple hecho de haber terminado. Ningún argentino lo había conseguido desde la cita de México-68.

Los Juegos Olímpicos son mucho más que glamour, medallas y podios. El esfuerzo de los deportistas suele quedar lejos de los titulares, pero hay objetivos deportivos humildes que merecen la pena ser destacados. Este es el caso de Maxi Richeze, ciclista argentino que hizo historia en la prueba de ciclismo en ruta en la que Vinokourov se hizo con el oro.

Tras el corredor kazajo desfilaron uno tras otro hasta 108 ciclistas, hasta que Richeze consiguió cruzar la línea de meta, superando el límite de tiempo permitido por la UCI. A pesar de terminar en la posición 110ª, el ciclista bonaerense sacó conclusiones positivas de este resultado.

Richeze se quedó clavado en la última subida, pero comenzó a luchar por el simple hecho de terminar, hito que no lograba ningún ciclista argentino desde México-68, lo que endulzó bastante la derrota. El bonaerense pudo participar en los Juegos valiéndose de la ausencia por dopaje de Matías Médici, quien era el titular para la Federación Argentina de Ciclismo.