Juegos Olímpicos - Blanco considera a Madrid 2020 una "motor" para la crisis

Alejandro Blanco, presidente de la candidatura olímpica Madrid 2020, afirmó que la organización de los Juegos "es un objetivo gigantesco, pero al alcance" de la capital española, que encontraría en esa cita "una meta y a la vez un motor" para superar "las dificultades actuales".

Blanco, que participó en el salón de actos del Ayuntamiento de Madrid en la presentación del dossier de candidatura entregado ayer al COI, dijo que este documento es "completo y convincente" y reúne "mucho más que un conjunto de informes técnicos".

"Es una creciente ilusión nacional, un sueño largamente perseguido y acariciado, un estímulo y un acicate", afirmó Blanco, presidente también del Comité Olímpico Español (COE). "Es un objetivo gigantesco, pero que está a nuestro alcance porque une lo práctico y lo idealista", añadió.

Según el máximo responsable de la candidatura, "España a través de Madrid quiere los Juegos y los necesita para certificar que una gran ciudad y un gran pueblo encuentran en las dificultades actuales un estímulo para superarse". La concesión de los Juegos, apuntó, permitiría a los españoles "recibir una inyección de optimismo colectivo a través del deporte".

"No existe una inversión más rentable y agradecida", agregó. "Una parte de sus beneficios se puede medir en dinero, pero otra alcanza un valor incalculable en términos de imagen". Blanco admitió que "la mayor debilidad" del proyecto madrileño es hoy "la económica", pero aseguró que "se puede salvar".

"Lo que falta por invertir es tan poco comparado con el retorno que recibiremos, que no podemos dudar nosotros mismos", afirmó. "No hay que ir con cara de miedo en el tema económico. Lo podemos afrontar, lo podemos asumir, y un ejemplo", mencionó, "es que catorce empresas ya han apostado por la candidatura y cinco empezaron a trabajar sin condiciones económicas".

Alejandro Blanco expresó la importancia de tener "la cabeza en las nubes pero los pies en el suelo" para alcanzar el sueño olímpico y preparar un proyecto "con austeridad, pero no con pobreza, con imaginación, pero sin que sea una utopía". Blanco reconoció "los méritos" de sus rivales en la elección del próximo 7 de septiembre, Estambul y Tokio, pero expresó su deseo de "cruzar al día siguiente el Atlántico" con los Juegos para Madrid.