Juegos Olímpicos - Nueve motivos para creer en Madrid 2020

Madrid está más preparada que nunca para organizar los Juegos. Y tiene el mejor proyecto, como el propio COI reflejó en el examen de mayo, en el que obtuvo un 8,08, por delante de Tokio (8,02) y Estambul (6.98). Esto no asegura nada pero permite conocer cuáles son sus puntos fuertes y porqué este siete de septiembre debe ser elegida sede olímpica.

1. Casi todas las instalaciones están listas

Con un 80 por ciento de las infraestructuras hechas o en fase de construcción, los responsables de Madrid 2020 muestran al COI un proyecto muy avanzado, que además permite despejar las dudas sobre la economía del país, el aspecto peor valorado (6,5) en el 'corte' de mayo de 2012 en Quebec (Canadá), donde, sin embargo, la capital logró la mejor puntuación.

2. La perseverancia da valor a la candidatura

La ciudad de Madrid presenta, por tercera vez y de modo consecutivo, su candidatura para albergar los Juegos Olímpicos. Un valor añadido para una de las pocas grandes capitales europeas que todavía no ha albergado unos Juegos Olímpicos y que pese a sus anteriores batacazos, Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, mantiene la ilusión intacta en su carrera olímpica.

3. La rotación de continentes

La ciudad surcoreana de Pyeongchang será la que organice los Juegos de Invierno de 2018, lo que ha allanado el camino de Madrid a los Juegos, por el pacto no escrito de la rotación de continentes. Una situación que favorece a Madrid y a Estambul y que perjudica a la ciudad japonesa de Tokio.

4. Un presupuesto ajustado y acorde a los tiempos que corren

La candidatura de Madrid 2020 tiene un presupuesto de 15,5 millones de euros para este año. Una suma casi ridícula si la comparamos con las inversiones de Pekín 2008 y bastante menor que las de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016. Además, los principales recintos deportivos ya están construidos: Caja Mágica, Estadio Olímpico o Centro acuático, entre otros. Todo ellos hacen de Madrid 2020 una candidatura con un presupuesto ajustado a los tiempos de crisis que vive el mundo, muy del gusto de la comisión de evaluación del COI.

5. Las sedes en lugares emblemáticos de la ciudad

Tal y como hizo Londres 2012, Madrid 2020 apuesta por tener las sedes importantes en el centro de la ciudad o cerca de monumentos emblemáticos. El baloncesto se jugaría en la Plaza de Toros de La Ventas y el voley playa se llevaría al Parque del Retito. En la retina de todos los aficionados al deporte todavía persisten las espectaculares imágenes desde la capital británica, donde el voley playa se disputó junto al Palacio de Buckingham.

6. El legado Barcelona 1992

En el 2020 habrán pasado 28 años de los Juegos de la ciudad catalana, que fueron considerados en su momento como los mejores de la historia. Barcelona sería subsede de Madrid 2020 y el apoyo y el legado de la ciudad Condal hacia la candidatura madrileña es un valor añadido al ser un referente para el movimiento olímpico.

7. Juegos europeos e hispanohablantes

El español es la tercera lengua más hablada del mundo y la candidatura madrileña hace valer la baza de proponer unos Juegos europeos e hispanohablantes: por un lado Madrid 2020 representa la historia olímpica que arrastra el viejo continente y  a más de 495 millones de personas que hablan el español en el mundo.

8. Apoyo económico de las administraciones

El Gobierno ha garantizado al COI todas las inversiones necesarias para los Juegos de 2020 tengan el respaldo económico necesario: una garantía financiera de 1.471 millones de euros a medias con la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital.

9. Hasta Tokio apuesta por Madrid 2020