Kaká vuelve a una selección que apenas reconoce

El centrocampista del Real Madrid Ricardo Izecson dos Santos Leite ha regresado a una convocatoria de la selección brasileña dos años y medio después de que se enfundara por última vez la 'verdeamarelha' gracias a Mano Menezes. Al Balón de Oro de 2007 le sorprendió lo mucho que ha cambiado el vestuario desde su última presencia.

El buen rendimiento que ha ofrecido Kaká con el Real Madrid en los últimos partidos ha terminado de convencer a Mano Menezes para recuperar a una de las estrellas más mediáticas de los últimos tiempos en la selección brasileña.

Lo que el centrocampista brasileño no esperaba es encontrarse con un vestuario tan cambiado al último que conoció, allá por el verano de 2010, en pleno Mundial de Sudáfrica (y en plena debacle del proyecto de Dunga).

La última vez que Kaká vistió la camiseta 'verdeamarelha', compartía equipo con jugadores de la talla de Robinho, Luis Fabiano o Julio Baptista, los últimos brasileños con los que coincidió. Ahora, con el objetivo de hacer un buen papel en el Mundial de 2014 de Brasil, el plantel se ha visto renovado en su gran mayoría, destacando jugadores como Neymar, Oscar o Leandro Damiao, figuras que Kaká conoce por los medios de comunicación.

"A muchos no los conozco personalmente. A Neymar, por ejemplo, no lo conozco. Es una situación distinta a la que viví cuando llegué a la selección por primera vez y pude encontrar a algunos de mis ídolos", reconoció Kaká antes de viajar a Suecia, país en el que se enfrentará a Irak. Los ídolos a los que se refiere Kaká pertenecían a la última generación dorada brasileña, la de 2002, cuando Cafú, Ronaldo, Rivaldo o Ronaldinho sumaron el quinto Mundial para la pentacampeona.

Con la mayoría de estos referentes ya retirados, Kaká opta por seguir mirando adelante con sus nuevos compañeros y esforzarse para llegar a la cita de 2014, que sería su cuarto Mundial. "Hay que tener calma, no puedo pensar en el Mundial ahora. Estoy regresando después de permanecer lejos de la selección por dos años y medio. Es un nuevo comienzo, y estoy feliz por volver. Me siento bien físicamente y técnicamente. Llevo ya casi un año sin lesiones", finalizó.