Kassai, un árbitro de garantías para el España-Italia

La UEFA no quiere sorpresas y para el primer plato fuerte de la Eurocopa 2012, el España-Italia, ha designado a uno de los mejores árbitros de Europa. El húngaro Viktor Kassai será el encargado de dirigir el debut de La Roja en Polonia y los precedentes españoles no pueden ser mejores.

Solo dos partidos ha dirigido Viktor Kassai a la Selección, pero ambos terminaron con victoria para el equipo de Del Bosque. El último fue en la fase de clasificación para la Eurocopa 2012, en Granada ante la República Checa (2-1), y el primero, y más importante, en las semifinales del Mundial 2012 frente a Alemania (1-0).

En Sudáfrica, Kassai, que era el árbitro más joven de aquel Mundial, dirigió también Brasil-Corea del Norte (2-1), México-Uruguay (0-1) y Estados Unidos-Ghana (1-2).

Nacido el 9 de octubre de 1975, hijo de árbitro (de categorías inferiores), es internacional desde el 1 de enero de 2003, habla además de su lengua natal inglés y alemán y es un apasionado de los deportes y el cine.

Progresión imparable

Kassai dirigió encuentros en el Europeo sub'19 de 2005, en el Mundial sub'20 de Canadá 2007 en el sub'17 de 2009, e incluso estuvo como cuarto árbitro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, en los que actuó también en la final (Nigeria-Argentina, 0-1).

Pese a su juventud, solo 37 años, Kassai ya tiene a sus espaldas una final de la Champions League, la que el Barça le ganó al Manchester United (3-1) en Londres, y es uno de los principales candidatos a dirigir la final, ya que, entre otras circunstancias, Hungría no está en esta Eurocopa 2012.

Esta temporada ha dirigido en Europa la vuelta de la semifinal de la Champions entre el Real Madrid y el Bayern (2-1), Bayern-Manchester City (2-0), Basilea-Benfica (0-2), Bayer Leverkusen-Chelsea (2-1) y Milan-Arsenal (4-0), todos ellos de Champions, así como en el Schalke-Twente (4-1) de la Liga Europa.

En la fase de clasificación de esta Eurocopa 2012, Kassai arbitró los encuentros Inglaterra-Bulgaria (4-0), España-República Checa (2-1), Bielorrusia-Bosnia (0-2) y Estonia-Irlanda (0-4). Por su parte, a Italia nunca le ha arbitrado un partido.