Kei Nishikori ejerce de profeta en su tierra

El tenista japonés Kei Nishikori se adjudicó el trofeo ATP de Tokio tras derrotar al canadiense Milos Raonic en un partido muy disputado en sus dos primeros sets. Nishikori triunfó en su casa tras firmar la victoria definitiva (7-6, 3-6 y 6-0). Este es el segundo título en su carrera profesional.

El japonés Kei Nishikori se entronizó en el imperio del sol naciente al ganar en Tokio la final del torneo de tenis ante el canadiense Milos Raonic, al que dominó en tres sets por 7-6(5), 3-6 y 6-0.

Nishikori, auténtico ídolo de masas en Japón pese a que hasta la fecha sólo había ganado un torneo (Delray Beach, 2008), se presentó en la primera final de la temporada, la tercera de su carrera, con todo por ganar y no desaprovechó la oportunidad.

Raonic quizá pagó el gran esfuerzo realizado para llegar a la final, después de sendos partidos de casi tres horas en cuartos de final, ante el serbio Janko Tipsarevic, y en semifinales ante el británico Andy Murray.

El primer set fue para el japonés, que tuvo que esperar al desempate para poder apuntarse la manga. Raonic desplegó su mejor tenis en el segundo, cuando igualó el partido, pero echó el resto en la remontada y no le quedó nada para el tercer y definitivo set, que Nishikori se apuntó por un claro 6-0, resolviendo en la segunda bola de partido.