La última de Blatter cabrea a Río Ferdinand

Blatter ha vuelto a meterse en un lío. Después de ser criticado en otras ocasiones por comentarios de dudoso gusto sobre las relaciones homosexuales o el deporte femenino, ahora ha entrado de lleno en una lucha por el racismo. Ferdinand, jugador del United, está por medio.

La última de Joseph Blatter ha hecho que en Inglaterra incluso pidan su dimisión. El dirigente suizo ha decidido negar que en el fútbol exista el racismo, y que en el caso de que un jugador insultara a otro bajo este signo, un apretón de manos debería ser suficiente para olvidarlo una vez terminado el partido. Palabras que ha contradicho el mismísimo Rio Ferdinand, uno de los capitanes del United y de la selección inglesa.

El jugador, reputadísimo en su país y considerado por la crítica como uno de los mejores defensas de la última década, contestó a Blatter en Twitter, después de que la FIFA intentara 'limpiar' las palabras de su presidente colgando en su web una foto con un líder africano del Apartheid. Ferdinand dijo: "Tus comentarios sobre el racismo son tan condescendientes que dan risa"

La cosa fue mucho más allá: "La FIFA limpia los comentarios de Blatter con una foto suya posando con un hombre negro. ¡Necesito el icono de las manos cubriendo los ojos!", dijo, a lo que Blatter, ya con la paciencia agotada, decidió contestar: "El hombre negro que dices tiene nombre: Tokyo Sexwale. Y ha hecho un trabajo tremendo contra el racismo y el apartheid en África".

Ferdinand, lejos de amilanarse, prosiguió y mantuvo su discurso, si bien Blatter no volvió a entrar al trapo: "Decir lo que has dicho sobre el racismo en el fútbol habla de lo mucho que desconoces el tema", o "Imagino que ahora tendrás el apoyo masivo de todas las mujeres, la comunidad gay y la gente contra el racismo en el fútbol", fueron algunos de sus tuits alusivos al presidente de la FIFA.

Polémicas que se amontonan

Con estas últimas palabras, Ferdinand recordó a Blatter sus dos últimas polémicas, que implicaban a la comunidad homosexual así como al deporte femenino. La primera tuvo lugar cuando, al ser preguntado sobre si en el Mundial de Qatar 2022 habría problemas con las relaciones homosexuales (castigadas en ese país), Blatter contestó que "tendrían que reprimirse". Tampoco cayeron bien sus palabras sobre el fútbol femenino, cuando dijo que las jugadoras deberían llevar 'hotpants' (pantalones extra-cortos) para atraer más gente a los campos.