Un año de la muerte de Severiano Ballesteros

Severiano Ballesteros falleció el 7 de mayo de 2011, con 54 años, a causa de los tumores cerebrales que se le detectaron dos años y medio antes, en octubre de 2008. Desde el instante en el que ingresó de urgencias en el Hospital de La Paz, el golfista no cesó en su lucha contra su enfermedad.

Ballesteros falleció el 7 de mayo de 2011, con 54 años, a causa de los tumores cerebrales que se le detectaron dos años y medio antes, en octubre de 2008. Desde el instante en el que ingresó de urgencias en el Hospital de La Paz de Madrid, el golfista no cesó en su lucha contra esta terrible enfermedad.

Fallecido uno de los mejores deportistas españoles, y uno de los más grandes golfistas de la historia, su batalla contra los tumores cerebrales y el cáncer no cesó: creó una Fundación con su nombre para recaudar fondos para la investigación sobre esta enfermedad.

Esta es la cronología de esos dos años y medio de batalla de Ballesteros contra los tumores cerebrales:

- 6 de octubre de 2008: Severiano Ballesteros se desvanece ese lunes por la mañana, en el aeropuerto de Barajas, cuando estaba a punto de embarcar en un avión rumbo a Alemania. Regresa al centro de la ciudad en el coche de su sobrino, Iván Ballesteros. En el almuerzo sufre un nuevo episodio de espasmos que obliga a su traslado al centro sanitario más cercano, en el Hospital de La Paz de Madrid.

- 12 de octubre de 2008: Seve informa, a través de la agencia de noticias Efe, de que padece un tumor. Desde su ingreso en La Paz, el deportista es sometido a exhaustivas pruebas neurológicas, entre ellas una biopsia. Reúne a su familia para informarla de la enfermedad.

- 14 de octubre de 2008: Seve es sometido a una primera intervención que le mantiene en quirófano durante doce horas. El tamaño del tumor y su naturaleza aconsejan operar de inmediato para extirpar parte de la lesión.

- 16 de octubre de 2008: Ballesteros es sometido a una segunda operación quirúrgica. Un edema cerebral sobrevenido tras la primera intervención y que reduce el nivel de consciencia del paciente decide al equipo de Neurocirugía del hospital madrileño a operar de urgencia.

- 24 de octubre de 2008: Seve se enfrenta a una tercera intervención quirúrgica. Los cirujanos actúan esta vez sobre el edema y sobre un hematoma intracerebral y extirpan los restos que quedaban del tumor, en una zona muy profunda.

- 2 de diciembre de 2008: Severiano es operado por cuarta vez en un intervalo de mes y medio. Le colocan una válvula de derivación ventrículo-peritoneal, para que el líquido del cerebro pase directamente al abdomen y éste lo elimine.

- 9 de diciembre de 2008: Seve sale del hospital, tras 65 días de ingreso y de lucha contra el tumor cerebral. Sigue en tratamiento ambulatorio.

- 19 de diciembre de 2008: Ballesteros durmió en su domicilio de Pedreña (Cantabria), después de un breve periodo de estancia en Madrid para proseguir con el tratamiento médico ambulatorio prescrito tras el alta médica.

- 26 de junio de 2009: Seve regresa a la capital de España para presentar la "Fundación Severiano Ballesteros", cuyo objetivo principal iba a ser, entre otros, la colaboración en investigaciones contra el cáncer.

- Año de 2010: Ballesteros prosigue su rehabilitación. Reduce al mínimo sus viajes y comparecencias. Aplaude el triunfo europeo en la Ryder Cup de 2010, que vio desde su casa en Pedreña y el equipo de Europa le brinda el triunfo.

- 6 de mayo de 2011: Desde su domicilio en Pedreña, la familia ha informado hoy por medio de Efe del "empeoramiento severo de su estado neurológico". Severiano Ballesteros se encuentra sedado y con control de sus constantes vitales.

- 7 de mayo de 2011: Muere Seve Ballesteros en su domicilio. Se declara día de luto oficial en Cantabria y en el golf mundial.

- 11 de mayo de 2011: se celebra el funeral en la Iglesia Parroquial de San Pedro. Una muchedumbre llega al pueblo natal de 'Seve', al sur de la Bahía de Santander (norte de España), para rendir el último homenaje al campeón.

- 11 de mayo de 2011: Sus cenizas son depositadas bajo el magnolio del jardín de su casa en Pedreña, como dispuso.