NBA - La racha de los Spurs sigue imparable

La marcha triunfal de los Spurs de San Antonio continuó por vigésimo partido consecutivo al ganar 120-111 el segundo de las finales de la Conferencia Oeste que disputan ante los Thunder de Oklahoma City y que dominan por 2-0.

La historia del primer partido se repitió, pero esta vez con el base francés Tony Parker como líder encestador y el escolta argentino Manu Ginóbili como el factor sorpresa ganador que aseguró la victoria en el cuarto periodo con los puntos decisivos. Parker fue el líder destacado en el ataque de los Spurs al conseguir 34 puntos (16-21, 1-2, 1-2), ocho asistencias y tres rebotes.

El jugador francés fue el que hizo posible que los Spurs concluyesen el tercer periodo con un 60 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 53 de triples que los dejó con un parcial de 92-76 después de haber concluido la primera parte 55-44. Sin embargo, los Thunder, que llegaron a estar 22 puntos abajo en el marcador, en el tercer periodo, no se dieron por vencidos e iniciaron el cuarto periodo con un triple (92-79) que les puso en el camino de recortar la desventaja hasta los siete puntos, pero ahí fue cuando surgió una vez más Ginóbili para cargarse al equipo sobre los hombros y no permitir la remontada de Oklahoma.

Ginóbili encestó el triple que, con 1:29 minutos para concluir, dio a los Spurs un parcial de 115-105 que dejó a los Thunder sin ninguna posibilidad de la remontada en el último intento que hicieron de cuando menos haber forzado la prórroga. Ginóbili jugó 26 minutos en los que anotó 6 de 11 tiros de campo, incluido 1 de 5 triples, y 7 de 8 desde la línea de personal, repartió cuatro asistencias y capturó un rebote. El resto de los reservas de los Spurs aportaron 18 puntos.

El alero novato Kawhi Leonard surgió como el factor sorpresa ganador al aportar un doble-doble de 18 puntos, 10 rebotes y dos tapones que también fueron claves en la victoria de los Spurs. Como el doble-doble del veterano pívot Tim Duncan que no estuvo inspirado en el juego ofensivo, pero volvió a dominar en las acciones bajo los aros que le permitieron conseguir un doble-doble de 11 puntos, 12 rebotes -nueve fueron defensivos-, repartió seis asistencias y puso cuatro tapones.

[Miami se adelanta en las finales de la Conferencia Este]

Duncan les ganó el duelo a los hombres altos de los Thunder y los Spurs consiguieron 41 rebotes por 40 de Oklahoma, que no pudieron romperle el invicto de 20 partidos que tiene San Antonio, incluidos 10-0 en lo que va de la fase final. Los Spurs establecieron la mejor marca de la NBA de 20 triunfos consecutivos en la recta final de la competición de la temporada regular y los playoffs. Como equipo los Spurs, que dominaron todas las facetas del juego, lograron 55 (43-78) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 42 (11-26) de triples, comparados al 42 (37-88) y 47 (8-17), respectivamente, de los Thunder.

El alero Kevin Durant consiguió 31 puntos, cinco rebotes y cinco asistencias que le permitieron quedar de nuevo como líder encestador de los Thunder, pero al igual que en el primer partido no pudo aportar los tantos decisivos que el equipo necesitó en el cuarto periodo. El base Russell Westbrook estuvo más acertado que en el primer partido y consiguió 27 puntos, ocho asistencias y siete rebotes, pero tampoco pudo con la inspiración y brillantez de Parker y perdió el duelo individual. Mientras que el escolta reserva James Harden llegó a los 30 puntos y fue el que permitió a los Thunder intentar en el cuarto periodo la remontada que hubiese sido posible de no ser una vez más por la garra e inspiración de Ginóbili en los momentos decisivos.

Ibaka, duro en defensa

El alero-pívot Ibaka aportó ocho puntos en los 39 minutos que disputó y en los que anotó 3 de 11 tiros de campo y 2-4 desde la línea de personal, capturó 10 rebotes, recupero dos balones y puso cuatro tapones que lo dejaron como el mejor jugador defensivo de los Thunder. El tercer partido de la serie, que ambos equipos disputan al mejor de siete, se jugará en el jueves en el Chesapeake Energy Arena de Oklahoma City.

Entre los espectadores que presenciaron el partido estuvieron los jugadores del equipo de fútbol español Valencia FC, que viajaron desde Houston para presenciarlo, mientras esperan el encuentro amistoso que van a disputar el jueves contra el equipo del Dynamo, que milita en la Liga Profesional de Fútbol (MLS) de Estados Unidos.