Curiosport - Los ladrones se equivocaron de hombre

El boxeador británico, Amir Khan, confirmó el enorme poder de sus puños pero en esta ocasión en plena calle y para defenderse del asalto de un total de seis hombres que pretendían robarle en un barrio de la inglesa localidad de Birmingham.

El púgil de 25 años viajaba con su hermano y también boxeador, Haroon, de 20 años, cuando los asaltantes los interceptaron para tratar de robarles la camioneta Range Rover de 160 mil dólares en la que viajaban.

Según el rotativo británico 'The Sun' los hermanos, lejos de amedrentarse, decidieron defenderse y comenzaron a golpear a los seis asaltantes, que habían roto una de las ventanillas de la camioneta para comenzar el asalto.

Un testigo ocular citado por el diario 'The Sun' narró lo sucedido en los siguientes términos: "Esos tipos trataron de sorprender a Amir y a su hermano pero se toparon con las víctimas equivocadas. Aparcaron su coche frente a la Range Rover, al menos uno tenía una arma, uno golpeó a Amir y le hizo una herida en el labio, pero Amir respondió y lo dejó fuera de combate".

El testigo, y siempre según el rotativo británico, prosiguió con lo ocurrido: "Después los otros cinco fueron por Amir y Haroon, pero se mantuvieron firmes y los fueron derribando uno a uno. Dejaron a esos ladrones con cortes y moratones pero lo único que hicieron fue defender su propiedad".

Entretanto el diario local Birmingham Mail entrevistó al padre de los púgiles, Shah Khan, y según las declaraciones sus hijos debieron evitar la pelea, aunque se tranquilizó porque ambos estaban bien. La portavoz de la empresa promotora de los boxeadores, Mónica Sears, ha confirmado ya la veracidad de los hechos.