Laia Sanz continúa haciendo historia en el trial

Laia Sanz sigue escribiendo temporada tras temporada la historia del trial femenino. En la localidad suiza de Tramelan, la piloto española se coronó campeona del mundo nada menos que por duodécima ocasión. La británica Ossa Emma Bristow no pudo imponerse a la calidad de Laia en la última prueba.

La piloto de la escudería Gas-Gas Laia Sanz selló su duodécimo título de campeona del mundo de trial en la localidad suiza de Tramelan, donde también concluyó la titánica lucha entre la catalana y la británica de Ossa Emma Bristow, según informó la Federación Internacional de Motociclismo.

La campeona de Corbera de Llobregat logró su corona número doce después de dos meses y medio fuera de la competición por culpa de una grave lesión en el dedo gordo del pie. Mientras veía pasar el tiempo sin poder subirse a la moto, sus rivales aprovecharon para sacar partido de la situación.

Bristow, segunda el año pasado por detrás de Sanz, metió toda la presión que pudo sobre la piloto española en tramos con mucha humedad y muy resbaladizos tras las lluvias que cayeron anoche y durante el propio desarrollo de la prueba. Sin embargo, acabó a siete marcas de la campeona mundial.