Los Lakers sorprenden con el fichaje de Nash

El veterano base canadiense Steve Nash generó la gran sorpresa de la festividad del 4 de julio al conseguir la firma y traspaso por parte de los Suns de Phoenix a Los Ángeles Lakers.

La llegada de Nash a los Lakers hace que el equipo angelino consiga a uno de los bases más completos de la NBA y una ayuda garantizada al trabajo del escolta Kobe Bryant. Nash, de 38 años, consiguió negociar un acuerdo con los Suns para que lo firmasen y después lo enviasen a los Lakers, que con su adquisición vuelven a reforzar al equipo de cara a luchar de nuevo por el título de liga. La llegada de Nash a los Lakers fue posible por la presión que el propio Bryant hizo a la gerencia del equipo angelino en el sentido que deseaba tenerlo de compañero.

El interés de Bryant, la posibilidad de luchar por un título de liga que no ha podido conseguir todavía en los 16 años que lleva en la NBA, y la cercanía de Los Ángeles de Phoenix, donde se encuentran residiendo los tres hijos de Nash, ayudó para que el veterano base canadiense se decidiese por irse con los Lakers. Además, Nash consiguió el tipo de contrato que deseaba al firmar por tres años que le permitirá ganar entre 25 y 30 millones de dólares, que los Lakers podrán hacer frente con la excepción del traspaso del alero Lamar Odom a los Mavericks de Dallas, el pasado diciembre.

Los Suns recibieron de los Lakers los derechos de cuatro selecciones en los sorteos universitarios, los de la primera ronda del 2013 y 2015, y lo de la segunda ronda del 2013 y 2014. De acuerdo al agente de Nash, Bill Duffy, el acuerdo se cerró a las 18.00 hora del Pacífico (01.00 GMT del jueves). Por su parte, Nash, en declaraciones a la cadena de televisión ESPN, confirmó que tanto él como el dueño de los Suns, Robert Sarver, como el presidente de operaciones, Lon Babby, estuvieron de acuerdo que había llegado el momento de caminar en nuevas direcciones.

"Fui sincero y le dije que si era posible hacer una firma de contrato y traspaso a los Lakers porque era muy importante para mí el mantenerme cerca de mis hijos y mi familia", destacó Nash. "Al comienzo no deseaban hacerlo, pero luego comprendieron que lo que podían conseguir les beneficiaría de cara al futuro para ser mejor equipo". A parte que los Suns recibieron los derechos de selección de los Lakers, la aceptación de la petición de Nash por parte de Sarver se dio como compensación por la gran aportación que durante los pasados ocho años hizo el base canadiense a la franquicia de Phoenix.

El acuerdo no podrá hacerse oficial hasta el próximo 11 de julio cuando la liga tendrá ya la libertad de reconocer los nuevos contratos al concluir la moratoria que ahora se lo prohíbe. La llegada de Nash a los Lakers significa que el equipo angelino ya no tiene interés en conseguir la renovación del base Ramon Sessions, que compró su último año de contrato de 4,55 millones de dólares para convertirse en agente libre sin restricciones.

Los Lakers, aunque le habían dicho a Sessions que tenían interés en que siguiese con ellos, al final no fue lo suficiente grande como para ofrecerle al base un contrato a largo plazo y por el contrario trabajaron la opción sorpresa para adelantarse a los Raptors de Toronto, Mavericks de Dallas y Knicks de Nueva York, que también buscaban los servicios de Nash. Además, los Lakers también sorprenden con la llegada de un doble ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga sin que tengan que dar nada a cambio de la actual plantilla.

Nash, que durante sus ocho años con los Suns fue el símbolo de los duelos del equipo de Phoenix contra los Lakers en la División Pacífico, ahora será el que llega para hacer mejor a los excampeones de liga. El veterano base canadiense admitió su agradecimiento por la organización de los Suns y especialmente a Sarver, dueño del equipo, sería permanente porque era consciente de todo lo que le había supuesto el tomar tal decisión.

Mientras que Nash, por quedarse junto a sus hijos y familia, y tener la posibilidad de conseguir un título de liga, rechazó la oferta de 36 millones de dólares que le hicieron los Raptors.