Leinster y Ulster, a por la Heineken Cup

Ya está aquí la gran cita europea del rugby de clubes. Y este año el protagonismo es para Irlanda. Twickenham será verde sin duda.

Por primera vez en la historia dos clubes de la Isla Esmeralda disputan una final de Heineken Cup. Lo que todos llaman ya, la final All Irish. Leinster tiene en mente dos cosas. La primera ser el segundo equipo que reedita título y por otro lado, hacer doblete con liga y Copa de Europa. Ulster por su parte, quiere hacerse con un segundo entorchado continental.

Muchos duelos en todas las líneas del campo. A destacar, lo primero, el enfrentamiento entre Sexton y Pienaar. Dos auténticas máquinas cuando colocan el tee sobre la hierba. Ambos entrenadores, saben que la disciplina será un elemento clave. Con cualquiera de estos dos jugadores en el campo, un golpe de castigo te puede matar.

En el pack, batalla línea por línea. Las primeras, rocosas como ellas solas, con el trío Strauss-Ross-Healey para los dublineses y con Afoa-Best-Court enfrente, las segundas saben que el line out será otro factor decisivo y ahí están por un lado Cullen y Thorn por los azules y Muller con Tuohoy por los de la mano roja. Cerrando las delanteras, Heaslip y Wannenburg. En cuanto a los tres cuartos, efectividad y buen juego por ambos equipos con múltiples combinaciones en las líneas.

Muy atentos a los planes de juego de cada equipo y de cómo los jugadores lo interpretan. Ambos se conocen bien y saben a qué y cómo juegan sus rivales. Por tanto, tendrán que estar todos muy atentos a los detalles. Lo normal es que los de Leinster lleven la iniciativa y disfruten de mayor control y posesión. Pero este partido es a cara o cruz y hay que evitar especulaciones. Así que habrá que ver si los de Ulster no deciden plantearse el encuentro de otra manera. Como dice Eoin Reddan: “Los entrenadores saben lo que quieren de nosotros. Y nosotros sabemos cual es nuestro trabajo. Tan sólo hay que salir y hacerlo bien”.

Sobre el tema enfermería, muchos rumores. Si leemos las informaciones que aparecen en diferentes medios, diríamos que Leinster tiene problemas, y graves. Sin duda el pasado fin de semana tuvieron trabajo en semifinales de la liga Pro 12, pero los contusionados parece que llegarán a tiempo. Los de Ulster recuperan a John Afoa que estuvo suspendido desde las semifinales contra Edimburgo. Para los amantes de la estadística, decir que Leinster se ha impuesto en 16 de los 17 últimos enfrentamientos. Dato psicológico que puede pesar. Es por ello que los de la capital salen con la etiqueta de favoritos.

El sábado sabremos la solución a partir de las seis de la tarde.

Juan María García / www.balonoval.com