Liga ACB - El Caja Laboral suma y sigue a costa del Manresa (95-101)

Los de Jaume Ponsarnau jugaron una gran segunda mitad y tuvieron el último tiro para ganar pero DeVries, el mejor de los catalanes, falló. Un incontestable parcial de 0-11 sentenció y permitió a Tabak igualar el récord de Pesic de 14 victorias consecutivas.

Una gran igualdad fue la tónica del choque gracias sobre todo a la dignísima labor del Manresa. De hecho fue gracias a los tiros libres que los locales conseguían adelantarse en el marcador después de casi 30 minutos a remolque (62-61, min. 30).

El último cuarto del Manresa fue perfecto si no fuera por el final. DeVries seguía en racha y le seguían con más triples Ramsdell y Arco. Así el club catalán conseguía dominar por cinco puntos (81-76, min. 38) a un Caja Laboral que se había relajado demasiado.

El mismo DeVries perdía el balón y después del tiempo muerto empataba San Emeterio de triple (81-81, min. 39). Un inverosímil Hanga la robaba y clavaba el mate. El partido estaba empatado a 83 a falta de 38 segundos para el final. Nemanja Bjelica fallaba y también DeVries.

La prórroga no tuvo mucha historia. Un desconcentrado y cansado Manresa echó a perder todo el camino recorrido y sin sudar en exceso el Caja Laboral consiguió un parcial de 11-0 que sentenció (83-94, min, 43). Los catalanes despertaron y se pusieron a 4 (95-99, min. 45) pero ya sin tiempo para más.

LA FICHA DEL PARTIDO:

95 - Manresa (15+19+28+21+12): Rodríguez (11), DeVries (23), Hanga (12), Yanev (5), Asselin (14) -cinco inicial-, Arco (5), Arteaga (8), Ramsdell (13), Palsson (4), Hernández y Pardina.

101- Caja Laboral (20+18+23+22+18): Heurtel (5), Oleson (12), San Emeterio (16), Milko Bjelica (4), Lampe (23) -cinco inicial-, Pleiss (6), Nemanja Bjelica (18), Causeur (6), Nocioni (5), Cook (6) y Cabezas.

Árbitros: Miguel Ángel Pérez Pérez, Sánchez Montserrat y Martínez Fernández, que eliminaron por cinco faltas personales a Troy DeVries (min. 44).

Incidencias: partido de la decimoséptima jornada de la liga ACB disputado en el pabellón del Nou Congost ante 5.900 espectadores (casi lleno).