Liga: El Barça sobrevive a la locura de Riazor

El Barcelona mantendrá al menos una semana más el liderato de la Primera División gracias a una emocionante y sufrida victoria por 4-5 ante el Deportivo en Riazor. Jordi Alba fue protagonista en ambas porterías, y Messi y Pizzi brillaron con luz propia, con un 'hat-trick' y un doblete, respectivamente.

Deportivo y Barcelona ofrecieron uno de los partido más vibrantes en sus primeros 45 minutos de los últimos años en Primera División. Los barcelonistas comenzaron con el turbo, sin que se notaran los cambios introducidos por Tito Vilanova respecto al choque ante el Real Madrid.

Más enchufado que ninguno, Fàbregas asumió los galones en ausencia de Xavi y comenzó su recital en el minuto 2, cuando habilitó a Alba para que superara a Aranzubia.

Cinco minutos después, Tello aprovechó la oportunidad que le dio Tito Vilanova en el once culé para subir el 0-2 al marcador tras un quiebro decisivo a Ayoze. El Deportivo no daba señales ante su parroquia, que llenó el estadio esperando ver un duelo de altura ante el Barcelona, como los de épocas no tan lejanas.

La apatía blanquiazul volvió a ser aprovechada por los azulgrana, en especial por Fàbregas, que volvió a ser decisivo con un taconazo tras un pase entre líneas de Mascherano que Messi remató con un disparo desde la frontal que volvió a dejar desarmado y desesperado a Aranzubia.

Cuando más parecía que el partido iba camino de una goleada histórica, el Deportivo reaccionó gracias a un polémico penalti de Mascherano sobre Riki que transformó Pizzi con decisión. Este gol tuvo su efecto en los de José Luis Oltra, que se pusieron a un solo gol de diferencia con un disparo desde la frontal de Álex que Valdés no supo atajar convenientemente.

Antes de llegar al intermedio, Messi volvió a aparecer junto a su socio Fàbregas para poner el 2-4, con otra asistencia que superó dos filas de jugadores deportivistas antes de que llegara a las botas de la 'Pulga', que no tuvo problemas para firmar su doblete particular.

Reacción deportivista. El Deportivo no tenía la intención de rendirse, y no dejó pasar mucho tiempo para dejárselo claro a Tito Vilanova. En el primer minuto del segundo acto, Pizzi batió con un sensacional lanzamiento de falta a Valdés, volviendo a ponerse a tiro en el marcador.

Con el partido completamente enloquecido, Mascherano vio la segunda cartulina amarilla en una acción con Riki, Messi disparó al poste en una falta directa y Tito gastó en un visto y no visto sus tres cambios, introduciendo a Adriano, Pedro y Xavi en busca de conseguir un mayor empaque para tomar las riendas del partido.

Mientras el Barcelona se reajustaba, el Deportivo no renunciaba a seguir en busca de la machada, aunque cada vez con menor fuelle físico, incluso con los cambios que introdujo Oltra para refrescar el ataque. Sin embargo, fue Messi el que firmó su 'hat-trick' con una jugada personal en la que dejó atrás a Marchena como si de un cono se tratara.

La locura continuó dos minutos después, cuando Alba superó a Valdés con una vaselina tan precisa como involuntaria para alegría de Riazor, que seguía soñando, aunque el reloj y el estado físico de sus jugadores jugaba en su contra, dejando el partido más eléctrico del año con un espectacular 4-5 en el estadio coruñés que será difícil de olvidar.

Ficha técnica

Deportivo: Aranzubia; Laure, Zé Castro, Marchena, Ayoze; Gama (Camuñas, 60'), Álex, Aguilar, Pizzi; Valerón (Oliveira, 60') y Riki (Salomao, 79')

Barcelona: Valdés; Montoya, Mascherano, Song, Alba; Fàbregas (Xavi, 60'), Sergio, Iniesta; Tello (Pedro, 57'), Messi y Villa (Adriano, 52').

Goles: 0-1: Alba (2'); 0-2, Tello (7'); 0-3, Messi (17'); 1-3, Pizzi de penalti (25'); 2-3, Álex (36'); 2-4, Messi (42'); 3-4, Pizzi (46'); 3-5, Messi (76'); 4-5, Alba en propia puerta (78').

Árbitro: Paradas Romero. Amonestó a Álex (39'), Ayoze (51'), Valerón (56') y Laure (60') y Mascherano (20'). Expulsó a Mascherano por doble amonestación (49').