Liga: Confirmado: Este el peor arranque de Víctor Valdés

Los cuatro goles encajados ante el Deportivo, y especialmente el fallo de Víctor Valdés en el segundo tanto deportivista, confirman la sangría de goles que está recibiendo el Barcelona esta temporada. En diez temporadas como portero titular del Barça, nunca había recibido tantos goles como en el arranque de la 2012/2013.

Sería muy injusto culpar a Víctor Valdés por los goles que ha recibido el Barcelona de Tito Vilanova en este inicio de temporada. Pero las estadísticas dicen que este es el peor arranque del portero catalán desde que asumió de pleno la titularidad del equipo culé. Y en esa mala racha, además de fallos de su defensa, el meta ha encajado goles que en otro momento de su carrera habría parado. Como en el segundo gol del Deportivo, obra de Álex Bergantiños, en la victoria 4-5 de los azulgrana en Riazor.

Son diez temporadas, desde la 2002/2003 defendiendo la portería titular del Barça y, aunque tuvo arranques difíciles en cuanto a goles encajados, la cifra de esta temporada, 13 goles en contra, supera con creces su peor segundo registro, las 10 dianas que encajó en la exitosa campaña de 2005/2006.

En este recuento no se tienen en cuenta los partidos de Supercopa de España o Europa o previa de Liga de Campeones que ha disputado el Barça en otras temporadas, solo las ocho primeras jornadas de Liga y los partidos de competición europea disputados. Y queda claro que Víctor y su defensa tienen algún problema en esta campaña:

Plagado de fallos

Algo que tampoco es habitual en el meta de L'Hospitalet son los fallos o 'cantadas' de forma tan continuada. Aunque es cierto que en el inicio de su carrera tuvo algún fallo destacado y nunca estuvo ausente de críticos y críticas, sus actuaciones, su seguridad, su buen juego con los pies y los Trofeo Zamora acumulados le habían convertido en uno de los mejores del mundo.

Pero algo está cambiando en este arranque de Liga 2012/2013. El primer gran fallo se produjo en el partido de ida de la Supercopa de España contra el Real Madrid, cuando Di María le robó el balón al intentar regatear y marcó el 3-2 en ese choque que permitiría a los blancos tener una renta más cómoda para remontar en la vuelta.

Ante Osasuna, pocos días después, también falló al no salir con decisión a por un balón áereo. Y el fallo de este sábado en el segundo gol deportivista demuestran que, efectivamente, Víctor Valdés no está pasando por su mejor momento desde que es portero titular del Barcelona.