Liga - La diferencia entre el Barcelona y el Real Madrid está en el cerebro

El Barcelona supera al Real Madrid en 16 puntos y una de las razones que explica esta diferencia está en el rendimiento de los 'cerebros' de ambos equipos. Xavi, Busquets e Iniesta mejoran las prestaciones de Xabi Alonso, Khedira y Özil, especialmente en el porcentaje de acierto en el pase. Messi está siendo el gran beneficiado.

Nadie esperaba que a estas alturas de temporada el Barcelona aventajara en 16 puntos al Real Madrid en la clasificación de la Liga. Una de las razones que puede explicar la enorme distancia entre los dos equipos llamados a luchar por el título es el desigual rendimiento de aquellos jugadores, comúnmente llamados 'cerebros', encargados de construir el juego de ambos desde su privilegiada posición en el centro del campo.

El potente centro del campo del Barcelona está cuajando una gran temporada, dirigiendo con mano maestra el juego culé y abasteciendo de balones a sus delanteros. El mayor beneficiado ha sido Leo Messi que, con la colaboración de sus compañeros, ha batido el récord de goles en un año natural con 91. La precisión en el pase es una de las claves del equipo dirigido por Tito Vilanova y es que su acierto ronda el 88% para un total de 13.468 pases. Los futbolistas azulgranas acumulan un 64% de posesión de media y demuestran que saben qué hacer con el balón en los pies.

Por contra, los futbolistas que pueblan el centro del campo del Real Madrid están firmando una temporada más que discreta. El conjunto blanco ha dado 9.429 pases hasta el parón invernal, un número sensiblemente inferior al del Barcelona, con una precisión del 79%. Una de las razones que explican la falta de acierto en el pase de los jugadores blancos puede estar en su abuso del pase en largo, que alcanza el 15% del total. Los pupilos de José Mourinho pierden más balones y su posesión ronda el 57%.

Abismal diferencia

Analizando con detenimiento a los 'cerebros' de ambos equipos comprobamos la abismal diferencia. Xavi, el encargado de canalizar el juego del Barcelona, alcanza un increíble acierto del 93% en sus pases y eso que da una media de 121 por partido. Busquets, que realiza una labor más oscura, tampoco descuida la asociación con su compañeros y luce un 91% de acierto. Iniesta, que sirve de enlace con los delanteros, arriesga más y por tanto su acierto baja hasta el 89%.

La elaboración del juego es uno de los puntos débiles del Real Madrid esta temporada y sus 'cerebros' acumulan unos números inferiores a los del Barcelona. Xabi Alonso no pasa por su mejor momento y su acierto en el pase está en un discreto 81%. Incluso Khedira, que pese a las lesiones sigue siendo pieza clave para Mourinho, mejora los datos del tolosarra con un 82%. Por último, Özil deja su porcentaje de acierto por debajo del 80. concretamente en 79%.