Liga - Este Madrid hace agua en todo

El Real Madrid da en la Liga una versión muy alejada de aquel equipo que el año pasado destrozó los récords de la competición. Una comparación entre el final de la primera vuelta de la temporada 2011/12 y el de la 2012/13 deja en evidencia todas las carencias que ha mostrado el equipo de José Mourinho desde agosto.

Una distancia de quince puntos respecto al líder de la competición (pueden ser 18 si el Barcelona consigue superar al Málaga en La Rosaleda) es excesiva para un club como el Real Madrid, que solo hace siete meses maravillaba a todo el mundo adjudicándose su 32ª Liga batiendo el récord de puntuación de la competición.

En comparación con las dos primeras temporadas con José Mourinho al frente de la nave blanca, el Real Madrid nunca había dejado escapar tantos puntos. La referencia más cercana es la temporada 2010/11, en la que firmó 48 puntos, once menos que esta temporada tras el empate ante Osasuna en el Reyno de Navarra.

Donde más ha acusado el bajón de rendimiento el Real Madrid ha sido en la faceta goleadora, debido al bajón que sufrieron los guarismos de Cristiano Ronaldo en la primera vuelta y a la ausencia del argentino Gonzalo Higuaín durante varias semanas. El año pasado, la imparable maquinaria merengue llegó a una brutal cifra de 67 tantos. Más parecidos a los actuales fueron los datos de la primera temporada de 'Mou', con 47 goles, aún superior a la actual en dos unidades.

Este bajón también ha lastrado a Cristiano Ronaldo en su lucha por el Pichichi, ya que cuenta con once goles menos que Leo Messi y uno menos que Radamel Falcao, quien este año se ha colado en la bipolaridad entre los dos astros del fútbol español.

La portería no se libra de las críticas, con una tendencia descendente desde el primer año de la era 'Mou' en el Santiago Bernabéu. En su primera temporada, Casillas sólo recibió 17 tantos, cifra que aumentó en un gol en la temporada siguiente, aunque se vio socorrida por el brutal torrente goleador del equipo.

Esta temporada, con menos protagonismo ofensivo de los madridistas, el hecho de que la cifra haya aumentado hasta los 20 tantos ha puesto los focos sobre Casillas, llevando a José Mourinho a dejarlo en el banquillo en dos partidos de Liga, aunque ante la Real Sociedad tuvo que volver a situarse entre los tres palos al ser expulsado su suplente habitual Antonio Adán.

Con Adán bajo palos, el promedio no mejoró en absoluto, ya que estuvo presente en la derrota del Real Madrid en La Rosaleda ante un Málaga desatadomuy efectivo.