Liga - La lesión que trastoca los planes de Mou

Jose Mourinho cuenta con una plantilla equilibrada con jugadores polivalentes que dejan bien cubiertos casi todos los puestos. Pero no todos. En la posición de delantero centro solo hay dos jugadores: Karim Benzema y Gonzalo Higuain, y la lesión del argentino supone un quebradero de cabeza para Mou.

Las molestias que sintió Higuain en la primera mitad ante el Dortmund obligaron a Mourinho a improvisar una solución de emergencia, ya que ni Benzema (lesionado) ni Morata (en la grada) le acompañaban en el banquillo. Pero aquel contratiempo ya se ha quedado corto al conocerse el alcance de la lesión del 'Pipita'. El argentino sufre una rotura del bíceps femoral y, en principio, tiene para un mes de baja.

En total, Higuain se perderá ocho partidos, algunos de gran importancia para el conjunto blanco. Empezando por la difícil visita al feudo del Levante, donde tampoco estará Benzema y Mourinho se verá de nuevo obligado a buscar un nueve de urgencia. Tras el Ciutat de Valencia llegará una ronda de tres partidos muy importantes para el Madrid en menos de una semana: Frente al Athletic en el Bernabéu, el viaje al Etihad Stadium en Champions para medirse al Manchester City y la visita al Benito Villamarín ante un Betis crecido que solo suma un punto menos que el Madrid en Liga.

Después llegará el duelo más asequible ante el Alcoyano, pero solo tres días más tarde el Bernabéu se vestirá de gala para el 'derbi' frente al mejor Atlético de la última década. Finalmente, lo más posible es que el 'Pipita' tampoco llegue al duelo final de la fase de grupos de la Liga de Campeones ante el Ajax -que podría ser un simple trámite si el Madrid certifica el pase a octavos en Manchester- y el encuentro liguero ante el Valladolid.

Ocho partidos y solo un nueve puro en la primera plantilla para afrontarlos, en un momento de la temporada donde el Madrid no puede dejar escapar ni un solo punto en Liga. De ahí que la lesión de Higuain sea más problemática para Mourinho de lo que son las de jugadores como Marcelo o Khedira, que sí cuentan con más recambios en sus puestos.