Liga - La llegada de Pepe al Madrid estuvo en peligro

Según cuenta su propio agente, Jorge Mendes, un contratiempo pudo haber provocado que se rompieran las conversaciones para llevar a Pepe al Madrid, un fichaje que se estrenó con una curiosa anécdota en el aeropuerto nada más aterrizar el jugador del Real Madrid en la capital de España.

En el mismo medio en el que el defensa del Real Madrid ha reconocido, entre otras muchas cosas, que siente una persecución a los portugueses madridistas, esta vez ha sido su representante, Jorge Mendes, el que ha dejado a un lado su faceta más cerrada en cuanto a los negocios con jugadores y ha contado con pelos y señales cómo se consiguió que el Madrid fichara a uno de los defensas más caros de la historia, por el que se pagaron nada menos que 30 millones de euros.

La operación no fue para nada sencilla, según confiesa el propio Mendes, quien tuvo que entablar concienzudas conversaciones con unos persistentes directivos blancos. "El fichaje estuvo en riesgo porque mientras volaba con Jorge Andrade para cerrar su traspaso para la Juventus -Mendes representa a muchos futbolistas-, los directivos de Real Madrid y Oporto habían cancelado las negociaciones", confiesa atribuyéndose más adelante el mérito de haber "convencido" a todas las partes de retomar las negociaciones apenas después de enterarse del primer desenlace.

Tras la mediación del afamado representante, como en el caso de la vuelta a negociar, el acuerdo fue cuestión de minutos: "En el trayecto en coche de Milán a Turín alcanzamos un acuerdo entre ambos clubes", concreta Mendes.

"¿Quién es ese?"

Tras cerrarse el fichaje llegó la hora de viajar hacia Madrid, donde Pepe se presentaba como un desconocido defensor que había costado una auténtica barbaridad para el cartel que en ese momento tenía en el panorama futbolístico mundial. Así lo reconoce el propio representante del jugador en su entrevista concedida a Récord, donde cuenta una particular anécdota vivida en un taxi de la capital.

"¿Pero quién es éste tal Pepe que le va a costar 30 millones al Real Madrid? Además, Pepe no es ni nombre de futbolista", cuenta Mendes que decía un "locutor español" que sonaba en la radio del transporte público. Ante esto, tanto el jugador como su representante se miraron "atónitos", una situación que el propio Mendes rompió con un mensaje tranquilizador a su representado al que señaló que ya tendría tiempo para demostrar de quién estaban hablando. "Ahora es el mejor central del mundo", cierra Mendes en la entrevista.