Liga - Mourinho descansa sin pensar en su futuro inmediato

El técnico del Real Madrid pasa sus vacaciones navideñas en Dubai, donde nada más aterrizar fue cuestionado por su cuestionada figura en el equipo blanco, donde su decisión de sentar a Iker Casillas y la delicada situación deportiva que el club atraviesa en Liga ponen en duda la idoneidad de un futuro con el portugués al frente del banquillo.

Aunque las dudas lleguen a miles de kilómetros, de Madrid a Dubai, donde se encuentra el técnico del Real Madrid, José Mourinho se encargó una vez más de mostrar su compromiso con el club al que representa desde el banquillo al ser preguntado sobre cuál podría ser su futuro inmediato después de que su figura se haya visto afectada por las controvertidas decisiones tomadas en los últimos días.

Rotundo, Mourinho negó todo tipo de rumores que hablan de una posible salida del club: "No es momento de hablar sobre mi fururo", dijo el técnico del Real Madrid a los periodistas que se desplazaron hasta el mismo aeropuerto de Dubai ansiosos de escuchar una declaración del portugués. Las palabras del técnico van en consonancia con el discurso mostrado en sala de prensa después de perder el último partido liguero contra el Málaga, cuando el entrenador asumió la derrota como parte del fútbol asegurando que en estos momentos no teme por su puesto pese a todas las circunstancias adversas.

Mientras los jugadores de la primera plantilla blanca aprovechan los días de vacaciones para desconectar de la situación del equipo, en una delicada situación en Liga, José Mourinho se ha desplazado hasta Dubai, tras unos primeros días en Portugal, para asistir en conferencias en las que también estarán presentes otras figuras del fútbol internacional como Michel Platini, presidente de la UEFA, o Sandro Rosell, máximo mandatario del Barcelona.

Vídeo relacionado: Casillas evita polémicas y piensa en el grupo