Liga - Una solución que no sirve a Mourinho

Las lesiones de Marcelo, Coentrao y Arbeloa obligarán a Mourinho a utilizar una solución de urgencia para el lateral izquierdo. Casado, el chaval del filial, puede jugar la Liga, pero no está inscrito para la Champions League, y la semana que viene el equipo blanco visita al Dortmund en Alemania.

Jorge Casado, el lateral izquierdo del Castilla, es la mejor solución de José Mourinho para suplir las ausencias por lesión de Marcelo, Arbeloa y Coentrao.

De esta manera, el técnico portugués no tendría que mover a muchos jugadores de sus puestos naturales. Sin embargo, esta alternativa no será válida para los partidos de Champions League puesto que Casado no puede ser inscrito en la lista B del Madrid para la Liga de Campeones porque nació en junio de 1989 y sólo pueden ser inscritos los nacidos de 1991 en adelante.

De esta manera, el joven jugador de la cantera podría actuar ante el Celta el próximo sábado, pero no podría ser alineado el miécoles que viene en la Champions ante el Dortmund.

Casado es un lateral izquierdo de manual; tiene mucha profundidad cuando se incorpora a la zona de ataque y en defensa es fuerte, serio y cumplidor.

El futbolista afronta su tercera temporada bajo las órdenes de Toril como lateral zurdo del Castilla, aunque Mourinho ya lo se lo llevó a EE.UU. en la pretemporada de 2011. Su debut oficial con el Real Madrid se produjo  la pasada temporada en la Copa del Rey ante la Ponferradina (5-1).

Muy ilusionado

El joven jugador de la cantera está muy ilusionado con su posible debut: "Nadie se alegra de las lesiones. Puede que se abran más las puertas, pero yo no tengo prisa por subir. Me siento preparado, pero de momento el Castilla es mi equipo. Si Mourinho cree necesario llamarme estaré ahí para ayudarle y si no es así, otra vez será", señaló el jugador, quien concluyó: "Todo ha pasado de repente, ha sido un fin de semana un poco loco. Si el míster lo cree contará con quien necesite. Si no, seguiré trabajando con la mente en el Córdoba", concluyó.