Liga - Tito, esto con Pep solo pasó una vez

La apretada victoria del Barça ante el Deportivo dejó una circunstancia nueva para Tito Vilanova y que llega muy pronto en su trayectoria como primer entrenador del conjunto azulgrana. La sangría goleadora que está sufriendo el Barcelona en su principio de temporada sigue causando un dolor de cabeza al entrenador culé.

La portería de Víctor Valdés sigue sin estar segura después de ocho jornadas de Liga disputadas. El último encuentro que disputó el Barça ante el Deportivo en Riazor evidenció despistes defensivos en un encuentro en el que el Barça llegó a perder el control en algunas fases. Tito Vilanova siguió sin dar con la clave en la línea defensiva, plagada de bajas, y tuvo que sufrir una circunstancia que en la etapa de Pep Guardiola solo se dio una vez.

Con el entrenador de Santpedor en el banquillo, el Barcelona solo encajó cuatro goles en un mismo partido en una sola ocasión. Fue contra el Atlético de Madrid, cuando los rojiblancos endosaron cuatro goles al Barça para vencer un partido en el que la gran actuación del Kun Agüero sirvió para que el Barça hiciera inútiles sus tres tantos en el Estadio Vicente Calderón. Esta fue la única ocasión en la que Pep Guardiola encajó cuatro goles en contra, y llegó en el mes de marzo del año 2009, cuando el exentrenador culé lleva a cargo del banquillo azulgrana un semestre.

A Tito Vilanova le ha sobrevenido la goleada mucho más pronto que a su antecesor, aunque esta vez el nuevo técnico contó con una actuación espléndida de su delantera -especialmente de Leo Messi- y acabó llevándose la victoria en Riazor por 4-5 ante el Deportivo.

Demasiadas dudas

Lo cierto es que los goles encajados ante el conjunto de Coruña no dejan, a pesar de la victoria, muchas razones para el optimismo en Can Barça. El conjunto de Tito acumula ya 11 goles encajados en ocho jornadas de Liga disputadas, una estadística que le deja, tras el partido contra el Depor, como el decimotercer peor equipo en defensa. No son cifras que sean demasiado halagüeñas de aquí al resto de temporada, si bien es cierto que el tiempo hará que se recupere la defensa titular del Barça y, con ello, la presumible mejora en solidez defensiva.

La comparación defensiva entre Tito y Pep Guardiola no favorece demasiado al nuevo técnico, ya que según apunta @2010misterchip, el Barça de Pep encajó tres o más goles solo en ocho ocasiones (una de cada 31 partidos), algo que a Tito ya le ha pasado por primera vez en su partido número 12. Tendrán que pasar muchos encuentros sin recibir tantos goles en contra para que la estadística media se vuelva a favor del nuevo entrenador, quien visto lo visto todavía tiene mucho trabajo por hacer en defensa. Al menos, con Leo Messi, los goles a favor los tiene garantizados.