Liga - Valencia-Barça: Excusas tendrá, pero este Barça está cambiado (1-1)

La factura de la enconada ida de la Copa del Rey, la cercanía de la Champions League, la ausencia de Tito Vilanova… Excusas tendrá, pero a este Barça nos lo han cambiado y volvió a terminar un partido sin ganar. Concedió un nuevo empate, en Mestalla contra el Valencia. Y lo único destacable fue la violencia en el disparo de Messi en el penalti.

Que Messi siga progresando es algo que no puede dejar de sorprender. Certifica en su caso una voracidad fuera de lo común. Es lo que sucedió con el lanzamiento de su penalti, nunca visto probablemente desde su pie izquierdo. Un cañonazo brutal para despejar dudas tras la reciente polémica del Santiago Bernabéu y hacer imposible la intervención del portero.

En un intenso duelo, Valencia y Barcelona no se dieron mucha tregua. Viene por rivalidad que es para los valencianistas una fecha marcada en el calendario, la de la visita del Barça. Y si se le espera con ganas, también se le juega con ganas.

Aunque fuera Pedrito quien ya pudo ser protagonista a los dos minutos, en una doble ocasión sin alcanzar siquiera a rematar, el Barcelona no consiguió imponerse pese a sentirse seguro de su verticalidad, de sus largas posesiones, de su aparentemente infalible más de lo mismo triunfante.

Sin apenas oportunidades, el duelo estaba tan equilibrado que hasta dio primero el Valencia, en un gol de frialdad de Banega precisamente (no podía ser otro, tenía que ser él, no pares, sigue, sigue). Tras el gol, muy pronto hubo reacción. A los 38 minutos, Joao Pereira igualó las cosas con una entrada a destiempo a Pedrito que se convirtió en pena máxima transformado por Messi como nunca: el penalti perfecto. También mejora en eso el argentino. El gol número 34, ni más ni menos, de La Pulga.

Un disparo lejano del hiperactivo Guardado fue el colofón a la intensa primera parte en Mestalla que, en su arranque para la continuación, deparó un pisotón de Soldado a Busquets que pudo ser más roja que amarilla.

Con calma, pero sin gol

El Barcelona volvió a tomárselo con cierta calma. Poco a poco para ir acumulando llegadas era la intención, el plan, no necesariamente la conclusión. Cesc tuvo fácil el 1-2 (55’) y poco más. Hasta apretó más el Valencia, como con un disparo de Canales previo a que Mestalla aplaudiera a rabiar a quien tanto le dio, Villa, sustituto de Cesc finalmente pese al inconveniente de las espinilleras. El propio Villa casi anota nada más volver a pisar Mestalla, en un acoso final del líder sin macho Alfa al que seguir en realidad hacia un triunfo que tampoco llegó. E incluso pudo ser peor. Lo saben Víctor Valdés y Soldado.

- LA FICHA DEL PARTIDO:

1 - Valencia: Guaita; Joao Pereira, Rami, Ricardo Costa, Cissokho; Víctor Ruiz, Tino Costa; Bernat (Piatti, 70’), Banega (Canales, 63’), Guardado (Jonas, 86’); y Soldado.

1 - Barcelona: Valdés; Alves, Piqué, Mascherano (Puyol, 55’), Jordi Alba; Busquets, Xavi (Thiago, 90’+1), Fábregas (Villa, 72’); Pedro, Messi e Iniesta.

Goles: 1-0. M. 33: Banega. 1-1. M. 38: Messi, de penalti.

Árbitro: González-González, del Colegio Castellano-Leonés. Amarilla a Mascherano (23’), Cissokho (39’), Soldado (46’) y Guardado (75’).

Incidencias: partido disputado en el estadio de Mestalla. Casi lleno. Ovación a Villa al entrar a jugar y gritos de “pesetero” para Jordi Alba, otro ex.