Liga - Villa, una venta que puede salir cara

Los números que acumula el delantero asturiano hacen difícil la toma de decisiones sobre el futuro del asturiano, a quien ya se le sitúa fuera del club culé por su baja participación en el equipo dirigido de Tito Vilanova, una circunstancia que no evita los riesgos de una operación salida que podría no ser demasiado rentable para los azulgrana.

Aunque en los últimos días ha sido el propio Andoni Zubizarreta, director deportivo del Barça, el que se ha encargado de negar una posible salida de David Villa en el mercado de invierno, la prensa inglesa ya habla de una ofensiva del Chelsea para hacerse con los servicios del asturiano. El escaso interés que Tito Vilanova ha mostrado últimamente por el delantero y la necesidad que tiene el jugador de volver a sentir sensaciones vividas en el pasado tras salir de una dura lesión de tibia hacen de estos rumores una posibilidad palpable que solo el Barça podría evitar mostrando al jugador el compromiso desde todas las instancias del club.

Mientras el Camp Nou se pronuncia de forma rotunda en favor de Villa, el delantero prefiere no dar pistas sobre su futuro, confuso ahora que el jugador se encuentra instalado casi por costumbre en el banquillo de Tito Vilanova. A pesar de esto, Villa no ha perdido ni un ápice de motivación, acumulando números de estrella que bien sirven de argumentos de peso de cara a su entrenador, quien se encarga de gestionar la situación del asturiano con minutos de poca relevancia al menos en lo que va de temporada.

Seis son los encuentros del Barça en Liga que han tenido a Villa como titular por los otros seis en los que el asturiano salió a demostrar su valía desde el banquillo, un papel que 'El Guaje' ha aceptado sin completos para convertirse en uno de los delanteros que más goles marca saliendo como revulsivo. Solo un jugador de la Liga supera al asturiano como mejor goleador suplente, mientras que Villa se hace fuerte con uno de los mejores promedios goleadores, marcando un tanto cada 91 minutos.

Mientras Zubizarreta habla de él como "el mejor fichaje de invierno", Villa se encarga de demostrar partido a partido que sus servicios están incluso por encima de otros acumulados por futbolistas con más peso en el once azulgrana, aunque esta circunstancia no sea suficiente para que los rumores sobre una posible salida del asturiano queden acallados en un comienzo de temporada en el que solo algunas facetas individuales empañan el gran papel colectivo del equipo dirigido por Tito Vilanova.

Pedro, Alexis e incluso Tello, recién renovado, se presentan como la principal competencia del asturiano a la hora de disputar un puesto en la zona de ataque azulgrana, una sana rivalidad que podría ser demasiado exigente para el asturiano, necesitado de minutos y confianza tras haberse perdido casi un año completo por una desafortunada lesión en uno de los mejores momentos de su carrera como culé. A juzgar por los números acumulados en lo que va de año, y aunque Villa no ha tenido todos los minutos que quisiera, una posible venta podría salir muy cara al Barcelona por las innumerables alternativas que representa la figura del asturiano. Él ya ha demostrado su compromiso con el equipo en el que milita a base de goles, ahora, quizás, sea al Barça quien tenga la pelota en su tejado y deba decidir qué hacer con ella, si aprovechar la cantidad económica que todavía puede dejar Villa en una operación salida o dar la confianza a su jugador en forma de minutos en un momento en el que la Liga, casi sentenciada de forma prematura, puede servir precisamente para estos fines.