London 2012 - Llegan a Londres y terminan encerrados en un autobús

El atleta estadounidense Kerron Clement, doble campeón mundial de 400 metros vallas, pasó cuatro horas en un autobús para llegar a la villa olímpica de Stratford, al este de la capital británica, desde el aeropuerto londinense de Heathrow.

El estadounidense, que no pareció llevarse una buena impresión de Londres, fue uno de los primeros competidores en llegar a Heathrow para participar en los Juegos Olímpicos que empiezan el día 27. Londres recibía este lunes un total de 335 atletas de más de 50 países, en una jornada en la que Heathrow, el principal aeropuerto de Europa, inicia con 236.955 pasajeros una secuencia creciente de llegadas que acabará batiendo históricos registros.

Una vez en el aeropuerto, los voluntarios que trabajan para los Juegos conducen a los deportistas hasta los autobuses y trenes que les transportarán a la villa olímpica. Pero según contó el propio Clement en su cuenta personal de Twitter, el conductor del autobús estaba tan perdido como ellos y terminó dando vueltas por la ciudad durante nada menos que cuatro horas.

"Hmm, hemos estado perdidos en la carretera por cuatro horas. No es una buena primera impresión de Londres", escribió el deportista.

La odisea terminó provocando los lógicos problemas entre unos atletas completamente perplejos.

"Los atletas tienen sueño, hambre y necesitan orinar. ¿Podríamos llegar ya a la villa olímpica por favor?", añadió Clement en un segundo mensaje, ansioso por llegar a Stratford, en donde se hospedarán 16.000 atletas y oficiales.

La noticia corrió como la pólvora entre los medios digitales, que volvían así a hacerse eco de la aparente desorganización reinante en la capital londinense a pocos días del inicio de la gran cita olímpica.