¿Llevará Ibra al PSG la felicidad que no le da el dinero?

El delantero sueco parece el último fichaje de otro proyecto faraónico en el fútbol europeo, pero que todavía no ha ganado ningún título. Gastar cientos de millones de euros en fichajes no da la felicidad en forma de trofeos, ¿será capaz de cambiar Ibrahimovic el destino del equipo parisino?

Zlatan Ibrahimovic ha aterrizado en el París Saint-Germain haciendo gala de un optimismo un tanto desmesurado. El genial delantero se ha mostrado categórico durante su presentación en el Parque de los Príncipes: "Estoy seguro de que haremos historia con este club". Y es que el internacional sueco aspira a ganarlo todo con el conjunto galo.

El PSG ha pagado al Milan 25 millones de euros a cambio del traspaso de Ibrahimovic, una cifra a la que hay sumar los casi 15 millones de ficha que cobrará el sueco según los medios franceses. Una gran inversión que se une a las realizadas en los fichajes de Lavezzi (26 millones de euros), Verratti (12) y Thiago Silva (42). En total, 105 millones de euros. El equipo parisino ha conformado una gran plantilla a base de talonario.

La ingente cantidad de dinero invertida por Sheikh Tamim bin Hamad Al Thani, pariente del jeque que controla el Málaga, a traves de Qatar Investment Authority no asegura el éxito. La pasada temporada, el acaudalado catarí desembolsó otros 110 millones de euros en las contrataciones de Pastore (43 millones de euros), Gameiro (11), Menez (8), Matuidi (8), Sirigu (4), Sissoko (7) y Bisevac (3), más las llegadas en el mercado de invierno de Motta (13), Alex (6), Maxwell (4) y Lugano (3). El resultado fue de cero títulos. El PSG tuvo que conformarse con el subcampeonato en Liga que daba acceso directo a la Champions, el gran objetivo de esta temporada.

El propio Ibrahimovic ha definido a su nuevo equipo como un "dream team". Y es que el delantero sueco está encantado con su llegada al club galo: "Es otro sueño hecho realidad. Espero terminar mi carrera aquí, pero también lo creía en Milán. Estoy aquí y solo quiero pensar en lo que voy a ganar".

Los jeques no aseguran títulos

El Manchester City y el Málaga son otros buenos ejemplos de que la llegada de un jeque a un club de fútbol, con los bolsillos repletos de dinero, no es sinónimo de victoria. La pasada temporada, los 'citizens' conquistaron el título liguero, cuatro años y cientos de millones después de la llegada del jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyan. En el conjunto andaluz, la primera temporada de Abdullah ben Nasser Al Thani como presidente se ha saldado con una meritoria clasificación a la previa de la Champions.