La lluvia pone en peligro el tenis en los Juegos

La alta previsión de precipitaciones en los próximos días podría dar al traste con el torneo olímpico de tenis, que se celebrará en las instalaciones del All England Tennis Club, lugar donde se celebra el torneo de Wimbledon.

A contrarreloj, así trabajan los responsables del All England Tennis Club desde la final de Wimbledon, cuando Roger Federer conquistó su séptimo título en el templo sagrado del tenis mundial. En ese momento, las placas de césped fueron intercambiadas con vistas a las Olimpiadas. Pero la lluvia viene entorpeciendo la recuperación de la hierba, ya que las nuevas placas no están siendo expuestas a la luz del sol por mucho tiempo.

El tenis olímpico comienza este próximo sábado 28 de julio y la lenta recuperación pone los partidos de tenis en riesgo. Las fuertes lluvias que sufre Londres (es el mes de julio más lluvioso desde el fin de la Segunda Guerra Mundial) están perjudicando el trabajo de los organizadores, que se muestran preocupados por el devenir de la competición.

El jefe del torneo de tenis olímpico, John Dolan, afirmó que todo estaba dentro de lo previsto en la agenda, pero admitió que el césped necesita más rayos de sol. Y agregó que los organizadores también están preocupados con lo que puede pasar con las canchas durante los Juegos ante la cantidad de partidos que se disputarán sobre ellas.