"Lo de los guiñoles es barriobajero"

Alex Corretja, capitán español de Copa Davis, estuvo en una charla digital con los usuarios de eurosport.es, donde analizó la eliminatoria que enfrenta a España y Kazajistán en la primera eliminatoria del torneo, y donde tildó a los guiñoles de Canal + Francia de barribajeros.

Los polémicos vídeos vertidos sobre el deporte español y su supuesta vinculación con el dopaje por el canal de televisión francés han recibido duras respuestas desde muchos estamentos españoles. Un camino que también ha tomado el exjugador catalán.

"Para nosotros no tiene fundamento. Son cosas sin sentido y son muy irrespetuosas para nuestros deportistas. Si vinieran a entrenar a España se darían cuenta de que no se gana por casualidad. Cuando entrenas siete u ocho horas al día tienes más posibilidades de ganar que otros. Es así de sencillo", señaló el capitán español de Copa Davis, para añadir que "lo de los guiñoles de Canal + Francia de barribajero".

Respecto a la eliminatoria que enfrentará a España con Kazajistán, el seleccionador nacional se ha mostrado cauto. "Es un equipo peligroso, es cierto que son jugadores que no tienen regularidad en el circuito, pero tienen un tenis altísimo y muy muy agresivo", explicó.

Por otro lado, Corretja tiene plena confianza el equipo con el que debutará este fin de semana en la Copa Davis: "Entiendo que la gente pregunte por las ausencias, pero cuento con cuatro grandes jugadores en los que confió y no pienso en nada más". "Almagro es nuestro número uno y tengo una seguridad total en él", añadió.

Preguntado por la final que disputó ante Guga Kuerten en el 2001 y donde vivió en sus propias carnes una animadversión patente hacia su persona por parte del público galo, Corretja se muestra bastante comedido: "Bueno. Tras la final sentía un poco de impotencia. Él era el número uno del mundo. Y la verdad es que no tuve el apoyo del público, no me sentí arropado en ningún momento. Fue una decepción general por la derrota y por no poder conquistar el título", sentenció.