Loeb gana en Finlandia hasta cuando no quiere

El francés Sebastien Loeb (Citroen) se hizo con la victoria en el rally de Finlandia, octava cita del año, pese a que en la previa de la carrera apuntó a que no buscaría el triunfo puesto que con su renta al frente del mundial no necesitaba arriesgar para conseguir los puntos.

En segundo lugar quedó su compañero de equipo, el finlandés Mikko Hirvonen, quien le opuso resistencia hasta el último tramo ante la libertad dada por el equipo para buscar su primera victoria con Citroen y porque corría ante su público. Al menos consiguió ser el mejor en el último tramo, que bonifica con puntos los tres mejores resultados.

El podio lo completó el también finlandés Jari-Matti Latvala (Ford) que concluye la prueba sin ningún accidente ni avería mecánica por primera vez desde Suecia, en febrero, mientras que su compañero de equipo, el noruego Petter Solberg (Ford) quedó cuarto. El dominio de Loeb en el mundial de rallys es abrumador. Con esta, suma ya su sexta victoria en ocho carreras, y su renta al frente del mundial no deja ampliarse.

A Finlandia, llegó anunciando que no disputaría la victoria. Se trata de una prueba en la que los caminos son muy rápidos, por momentos muy estrechos, y tienen los árboles demasiado cerca del límite de la pista, por lo que no hay margen de error, no hay escapatoria en caso de salida de pista.

Además, tradicionalmente, esta ha sido una prueba dominada por los pilotos nórdicos, aunque con ésta ya suma tres victorias aquí. Pero era mucha la ventaja que tenía al frente del mundial y decía que se conformaba con una posición algo más retrasada y segura. Pero en los entrenamientos fue el más rápido, en la primera etapa también y a partir de ahí no quiso perder la oportunidad de sumar un nuevo triunfo, precisamente en la prueba número 500 del mundial.

No lo tuvo fácil porque Hirvonen, su compañero de equipo, que siempre está relegado al papel de segundo piloto en Citroen, tenía libertad para luchar por la victoria. Sus tiempos siempre estuvieron parejos, las diferencias fueron mínimas, aunque fueron más veces a favor del galo, lo que le valió la victoria.

Decepción de Ford

Se esperaba más de los hombres de Ford. Con el campeonato muy difícil, tanto el de pilotos como el de constructores, tenían aquí una de las últimas bazas para recortar la diferencia. Pero desde el principio demostraron que estaban un peldaño por debajo.

Tardaron en encontrar los reglajes adecuados, tras conseguirlo siguieron sin estar contentos, y en contadas ocasiones superaron a alguno de los Citroen. Entre ellos estuvieron muy parejos, y sólo hoy, cuando Solberg entendió que era imposible escalar posiciones redujo el ritmo para asegurar la cuarta plaza. Por detrás, el noruego Mads Otsberg (Ford) fue el mejor de los privados, tras reponerse de unos problemas mecánicos hoy en donde se quedó sin tracción trasera en algunos tramos.

En cuanto a la categoría WRC Academy, la categoría destinada a los jóvenes talentos del mundial, el español José Antonio Suárez finalizó cuarto a 2:14.8 del británico Elfyn Evans (Ford). Con esta victoria, Loeb continúa líder del mundial, con 171 puntos, por los 128 de Hirvonen y los 104 de Solberg.

Ya han empezado las apuestas sobre el momento en el que Loeb conseguirá su noveno corona, y aunque los cálculos siempre se hacen con el segundo, en este caso se deben hacer sobre el tercero puesto que Mikko no luchará por restar puntos. Hay quien señala que podría ser Inglaterra, dentro de dos carreras y cuando aún faltaran tres por finalizar el mundial. La próxima cita del mundial será en Alemania, entre el 24 y el 26 de agosto, sobre asfalto.