Gran Premio de República Checa - Lorenzo impone su ley también en Chequia

El español volvió a mostrarse intratable en la califación del GP de la República Checa y saldrá desde la pole position. Pedrosa fue tercero.

El español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) le dio la vuelta a los entrenamientos del Gran Premio de la República Checa de MotoGP, y en la única sesión oficial de pruebas en el circuito de Brno dominó los mismos literalmente de principio a fin. Si Dani Pedrosa (Honda RC 213 V) había sido el claro dominador de todas las tandas de pruebas libres, en la única sesión oficial Jorge Lorenzo marcó desde el principio el ritmo a todos sus rivales y, de hecho, logró unos registros que, por momentos, le conferían una ventaja preocupante para la carrera en unas condiciones de la pista que fueron mucho mejor de las esperadas, puesto que cabía la posibilidad de que la lluvia hiciese acto de presencia.

Al final la pista estuvo seca todo el tiempo y Jorge Lorenzo aprovechó su oportunidad para marcar casi al final de los entrenamientos un 1:55.799, el primero en romper la barrera de los 56 segundos, que le colocó con más de siete décimas de segundo de ventaja sobre su más inmediato perseguidor, el británico Cal Crutchlow (Yamaha YZR M 1). Crutchlow sufrió una caída sin consecuencias y pudo continuar la sesión oficial, en tanto que Dani Pedrosa se encontraba por esos instantes más atrás, lejos de sus puestos habituales. No fue hasta el final de los entrenamientos oficiales cuando todos los pilotos intentaron desbancar a Jorge Lorenzo de la primera posición, pero ninguno de ellos pudo y lo único que sucedió fue que tanto Crutchlow, el único que se colocó en el mismo segundo que él, como Pedrosa, se acercaron más al registro del piloto de Yamaha, pero sin llegar a doblegarlo.

En el caso del británico la desventaja fue de escasamente dos décimas de segundo, pero para Pedrosa esa diferencia se fue hasta el medio segundo, situación que seguramente preocupa al piloto de Honda al ser excesiva en un trazado como el de Brno. La cuarta plaza fue para el estadounidense Ben Spies (Yamaha YZR M 1), quien "suena" cada vez con mayor insistencia para la Honda del equipo de Fausto Gresini, o al menos sobre una de las motos del Ala Dorada, lo que dejaría sin moto para el año que viene al español Álvaro Bautista entre las MotoGP y que hoy concluyó en la octava posición a algo más de 1,2 segundos de Lorenzo.

Por delante de él se clasificó el italiano Valentino Rossi, sexto, quien en un circuito que es muy de su agrado y en el que ostenta el récord de victorias de MotoGP quiso aprovechar esa circunstancia para acabar lo más adelante posible con una Ducati Desmosedici a la que dice adiós al final de la temporada. El checo Karel Abraham (Ducati Desmosedici), que sufrió una fuerte caída, acabó el noveno, justo por delante, a escasas 71 milésimas de segundo, de la primera CRT, la del francés Randy de Puniet (ART).

La nueva categoría Claiming Rules Team (CRT), cuyas motos equiparán el año que viene una centralita electrónica de encendido única, fabricada por la italiana Magnetti Marelli, la misma que el promotor del campeonato quiere imponer a partir de 2014 a las motos de MotoGP para limitar sus revoluciones a 15.000, se vería con esta decisión técnica mucho más igualada frente a las potentes MotoGP.

El piloto francés acabó décimo, justo por delante de su propio compañero en la escudería Power Electronics, el español Aleix Espargaró (ART), en tanto que Toni Elías, que suple al manillar de la Ducati Desmosedici de la escudería Pramac a Héctor Barberá, se vio relegado a la decimotercera posición, tras el colombiano Yonny Hernández sobre la BQR equipada con motor Kawasaki.