Lorenzo no descarta el triunfo en Alemania

Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) aseguró en el circuito alemán de Sachsenring que, aunque su situación física no es la óptima, "la victoria no es imposible, habrá que forzar físicamente un poco más, aunque espero que no sea demasiado grave".

Lorenzo llegó al circuito alemán "equipado" con dos muletas al detectarse a su regreso a Barcelona tras la caída de Assen (Holanda) que tenía una rotura de ligamentos en el tobillo derecho. "He estado peor, pero también mejor", explicó Lorenzo, quien añadió: "Después de caerme sentí un poco de dolor, aunque con el paso del tiempo éste fue a más y al llegar a Barcelona los médicos detectaron la rotura de ligamentos, que me obliga a guardar el máximo de reposo posible y a intentar tardar el máximo posible en apoyar el pie en el suelo".

Jorge Lorenzo explicó que "el circuito de Sachsenring tiene muchas curvas a izquierdas y eso seguramente me ayudará, además es un circuito cuyas características son muy buenas para la Yamaha y también para mi forma de pilotaje, aunque no será hasta este viernes cuando vea como me encuentro encima de la moto y después trabajaremos para intentar conseguir el mejor resultado posible".

Disculpas con Bautista

También recordó la situación y sus declaraciones sobre Álvaro Bautista y reconoció haber sido "demasiado agresivo con Álvaro, creo que no merece la pena seguir hablando de ello, en ese momento me pilló en caliente con un grupo de periodistas y dije lo que dije, pero intentaré exponer en su momento ante la comisión de seguridad mi idea, que no es otra que imponer siempre algún tipo de sanción para que los pilotos tengan en cuenta que puede haber castigo si tienen algunos comportamientos para ver que es lo que pasa....".