Lorenzo y Pedrosa se pelean el Mundial más español

A falta de seis carreras para la conclusión de MotoGP, la lucha por el título de la categoría reina está entre dos pilotos españoles. Separados por solo trece puntos, Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa no pueden permitirse ningún fallo si quieren acabar llevándose el Mundial a casa.

Misano, con Marco Simoncelli en la memoria, es el pistoletazo de salida a un Mundial reducido de seis carreras. Lorenzo parte con una ventaja de 13 puntos, pero habiendo 150 en juego no es garantía de nada. Con Stoner a casi 60 puntos y lesionado, la lucha por el título ha quedado reducida a un mano a mano entre Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa. Lo único que parece claro es que 2012 volverá a tener color español.

Un doblete histórico

De un lado, Jorge Lorenzo. El piloto mallorquín busca su segundo título de MotoGP dos años después de hacer historia en 2010, cuando se convirtió en el segundo español en hacerse con el Mundial de la categoría reina tras Álex Crivillé (1999). En 2011 se vio obligado a sucumbir ante Stoner, pero en 2012 ha vuelto a exhibir su mejor versión, y tras doce carreras tiene la 'pole' en la carrera definitiva de final de temporada.

Doce carreras sin apenas cometer un solo error. Exceptuando el 'cero' de Assen, cuando Álvaro Bautista se cayó y se le llevó por delante, no ha terminado ninguna carrera por debajo de los dos primeros puestos. Con cinco victorias y seis segundos puestos, ha demostrado una regularidad que le puede convertir en el primer piloto español en lograr dos títulos de la categoría reina.

El ansiado título

Del otro lado, Dani Pedrosa. El catalán cumple su séptima temporada en MotoGP, donde llegó en 2006 tras haberse proclamado Campeón del Mundo tres veces consecutivas (2003 en 125 y 2004 y 2005 en 250). Parecía claro que no iba a tardar en rubricar su palmarés con el título de la categoría reina, pero siempre se le escapaba. En 2012 está más cerca que nunca.

Y eso que el año no empezó del todo bien, con un segundo puesto, dos terceros y un cuarto. Pese a ser el único piloto que ha puntuado en todas las carreras -y haber subido al podio en todas menos una-, el hecho de no haber ganando ninguna de la siete primeras carreras provocaba que los rivales se fuesen alejando en la clasificación.

Pero a partir de Sachsenring todo cambió. Logró su primera victoria en el Gran Premio siguiente al 'cero' de Lorenzo y vio como la clasificación se apretaba. Y tras dos victorias más en Indianápolis y Brno, en un cuerpo a cuerpo espectacular con Lorenzo, está a solo trece puntos y dispuesto a darlo todo.

Se puede apostar por uno u otro, pero es imposible predecir con fiabilidad quién será el campeón de MotoGP en 2012. En la República Checa se vio una carrera espectacular que promete ser el anticipo de lo que está por venir, y cuando regrese Stoner habrá un elemento más a tener en cuenta. El australiano será testigo de una pelea entre Lorenzo y Pedrosa que no tendrá tregua. Solo mucha diversión.