Los Brawn, de lujo; Alonso, séptimo

Jenson Button saborea por quinta vez esta temporada la victoria tras dominar de principio a fin el Gran Premio de Mónaco. Su compañero Rubens Barrichello y Kimi Raikkonen (Ferrari) le han acompañado en el podio. Fernando Alonso ha sido séptimo tras volver a exprimir a su R29 en la pista.

El trazado monegasco no hizo buena su fama de circuito accidentado, ya que la salida fue la más limpia de la temporada al no registrarse ningún toque entre monoplazas. El único gran cambio en los primeros metros fue el adelantamiento que propinó Rubens Barrichello a un Kimi Raikkonen muy dormido en los primeros metros.

Los primeros giros dejaron bien claro que Brawn GP, con Button en cabeza y Barrichello a su estela, estaba muy por encima del resto. Los dos pilotos marcaron un ritmo muy superior al de los Ferrari, con tiempos medio segundo más lentos que los dominadores del Mundial, pero que mejoraron ostensiblemente.

Además, Felipe Massa protagonizó una espectacular lucha con el tercero en discordia del Mundial, Sebastian Vettel (Red Bull), que, tras tener problemas serios con los neumáticos superblandos, se salió de pista y abandonó en los primeros giros. Otro accidente espectacular tuvo como víctima a Nelson Piquet (Renault), que fue arrollado en Santa Devota por Sebastien Buemi (Toro Rosso).

Mientras tanto, Alonso luchaba por coger un ritmo que le acercara a sus rivales por los puntos: Webber, Kovalainen y Rosberg. Sin embargo, toda su estrategia se vino abajo cuando el finlandés Kimi Raikkonen realizó su primer repostaje y salió muy cargado inmediatamente delante de él para ralentizar su marcha de forma espectacular. Entonces, Alonso optó por adelantar su repostaje entrando y encontrándose con un nuevo tapón: Fisichella.

Dándolo todo

Los giros finales dieron un halo de esperanza a Fernando Alonso, que en tan sólo unos minutos veía como Heikki Kovalainen (McLaren) se chocaba en la curva de la piscina, y como su predecesor, Mark Webber (Red Bull) perdía más de un segundo por vuelta.

Alonso paró por segunda vez en ese momento y su reincorporación a la pista casi le deja fuera al tener que esquivar al doblado Adrian Sutil (Force India), que le hizo perder algún segundo en su lucha por alcanzar a Nico Rosberg (Williams), que finalmente aguantó entró por un pequeño margen por delante del bicampeón.

El Gran Premio de Mónaco ha dejado como conclusión clara que Jenson Button es el máximo aspirante a suceder a Lewis Hamilton (McLaren) como campeón del mundo de Fórmula 1. Tras su victoria en Mónaco, el británico de Brawn GP aumenta su ventaja al frente de la clasificación del campeonato del mundo, en la que cuenta con 51 puntos frente a los 35 de su compañero de equipo y Fernando Alonso asciende un puesto, al séptimo, con once.