La luz impidió jugar al Madrid diez años después

La suspensión del partido entre el Rayo Vallecano y el Real Madrid por la ausencia de luz en el estadio de Vallecas no supone la primera vez que el club de Chamartín se ha encontrado con este imprevisto. Hace una década que la luz del Benito Villamarín también obligó a aplazar el partido.

El partido entre el Rayo Vallecano y el Real Madrid tuvo que ser suspendido por falta de luz, algo que era cada vez menos común en la Liga española. De hecho, el Real Madrid hacía diez años que no sufría un percance similar.

El 14 de septiembre de 2002, en el Benito Villamarín (entonces Manuel Ruiz de Lopera), el partido entre el Betis y el Real Madrid tuvo que ser aplazado también por un apagón, aunque en este caso no se apuntó a la posibilidad de un sabotaje, como sucedió en Vallecas.

En aquel partido, la compañía Sevillana de Electricidad criticó con dureza a Manuel Ruiz de Lopera, ya que no permitía que los técnicos estuvieran en el estadio durante los partidos del Betis para que no vieran gratis los partidos.

En el estadio vallecano también ha habido problemas con las luces, aunque fue hace más de veinte años, el 31 de enero de 1990 ante Osasuna. En el minuto 14 de la segunda mitad, la luz se fue en parte del barrio de Vallecas, por lo que López Nieto ordenó a los jugadores retirarse a vestuarios. En aquella ocasión, la afición se lo tomó con humor, encendiendo mecheros y preguntando al presidente Pedro García si había pagado la luz.