Liga - El Madrid necesita de España más que nunca

A pesar de la gran victoria ante el Manchester City en Liga de campeones, al Real Madrid todavía le queda una cuenta pendiente para poder enderezar el rumbo perdido en los primeros partidos de Liga. Ante el Rayo Vallecano, el Madrid buscará la recuperación con acento español.

Después de que el encuentro ante el Manchester City despejara gran parte de las críticas que Jose Mourinho había hecho a su plantilla tras perder en Liga contra el Sevilla, el derbi madrileño ante el Rayo Vallecano puede tener un sabor especial para el conjunto blanco. Los jugadores dirigidos por el entrenador portugués necesitarán reivindicarse de nuevo con una victoria, que además serviría especialmente para culminar la paz social entre un grupo concreto de la plantilla.

Este grupo no será otro que el de los españoles, ya que el Real Madrid es el único equipo en toda la Liga en el que no han marcado sus jugadores españoles. Las cuatro ocasiones que el Real Madrid ha visto puerta en la presente temporada se las reparten a partes iguales Cristiano Ronaldo y Gonzalo Higuaín, con dos dianas para cada uno.

Con el partido ante el Rayo Vallecano se despejarán varias dudas en el banquillo madridista. Jose Mourinho tendrá que tomar de nuevo una decisión con Sergio Ramos, el castigado ante el Manchester City y, precisamente, uno de los jugadores que todavía no ha sacado su faceta ofensiva, algo que sí hizo la pasada campaña en tres ocasiones en el campeonato nacional de Liga. El Real Madrid necesita de los goles del defensa en sus incorporaciones al ataque, especialmente en los córners.

Otro de los que podría ayudar al conjunto de Mou en la situación complicada por la que pasa el Real Madrid es Xabi Alonso, que en la pasada temporada vio puerta en dos ocasiones.

Tras aparentemente acabar con uno de los problemas que ha presentado la plantilla de Jose Mourinho en la presente campaña -la falta de compromiso- puede llegar el momento de que se rompa una de las 'maldiciones' que lastran, por el momento, el inicio de una temporada en la que el Barcelona se encuentra ocho puntos por encima del Real Madrid y en la que los blancos deberán apelar a la épica que caracteriza a la entidad merengue.